X
This website uses its own and third-party cookies to provide our services and display advertising related to your preferences. If you close this window by pressing the 'X' button, we consider that you do not want to see this message again
Password
Username
Cuentas pendientes con mi ex
Author: 
Infidelidad cornudos
17-Dec-2018
725
Cuentas pendientes con mi ex
Todos hemos tenido una ex muy guarra, con la que quedó algo pendiente...
ste relato es completamente verídico, llevo muchísimo tiempo queriéndolo escribir.



Yo me llamo Jonhy, soy un chico moreno, alto, fuertote y muy vicioso. Actualmente tengo 28 años.

Mi ex es una andaluza morena, ojos verdes, delgadita de cuerpo, tetas pequeñitas pero perfectas, pero su punto fuerte era su culo… un culazo increible.



Dejadme que os ponga un poco en antecedentes:

Esta historia ocurrió cuando yo tenia 19, hacia 1 año y poco que había conocido a una chica por internet, en un juego online.

Ella tenia 5 años más que yo, 24 en aquel momento. No habíamos quedado muchas veces, ya que yo era de Barcelona y ella era de Almería.

Nos habíamos visto la primera vez en el pueblo de su antiguo novio (mientras todavía salía con el), pasamos la noche en el hotel, el día juntos, y vuelta a la rutina.

La segunda vez nos vimos en Almería, mi familia veranea allí de vez en cuando, así que aprovechamos el momento para quedar. En este encuentro no pudimos hacer mucho mas que liarnos, meternos mano y poquito más.



Era una relación bastante tormentosa, ya que ella era una chica muy insegura, bastante cochina y me estuvo dando dolores de cabeza durante mucho tiempo, pero aun así decidimos intentar estar juntos.

Cortamos varias veces, por el problema de la distancia, y que ella le gustaba mucho tontear con cualquiera que tuviese rabo y demás, lo que viene siendo una relación tormentosa: ahora te quiero, ahora te dejo, ahora te pongo los cuernos…



Empieza la historia:

Había pasado un poco menos de un año des de que corte con ella. Cada uno había hecho su vida: yo seguía estudiando y trabajando, cepillándome a alguna amiga muy de vez en cuando (estaba más por el gym y los estudios) y no tenia contacto con ella.

Un día de repente me llegó un whatsapp suyo, des de otro numero que no era el de ella, ya que se lo había cambiado. Me preguntaba que tal estaba, que qué era de mi vida… le conté un poquito por encima como estaba el tema, y ella me contó a mi que estaba saliendo con un chico de Baleares, pero que me echaba mucho de menos, que a el no le quería tanto, y que quería verme y hablar.



Es la tipica conversación que no puedes evitar con alguien a quien has querido mucho, por mucho daño que te haya hecho acabas cediendo y quedando…



Decidimos que unos días después yo bajaría a verla a Almeria y pasaría allí una semana. Estábamos muy contentos los dos, y teníamos una semana para solucionar nuestros problemas, hablar y liberar tensiones.



Cogí un avión a Almeria y llegue por la mañana allí, nada más salir por la puerta del aeropuerto me la encontré de espaldas fumando un cigarrillo. Fui por detrás, la abracé y le susurré al oído que la había echado de menos.

Se dio la vuelta y nos fundimos en un largo y húmedo morreo. Cuando hablamos acabado, su cigarro ya era pura ceniza.

De camino al coche estuvimos hablando de todo un poquito, se notaba que había mucha tensión entre nosotros, y que no tardaríamos mucho en resolverla.



Esa mañana, hasta pasado el mediodía, la acompañe a unos recados que tenia que hacer para sus padres, y de paso estuvimos comprando comida y bebida para sobrevivir esas semana en el hotel.



Cuando llegamos al hotel y nos registramos, subimos a la habitación. Estuvimos unos minutos colocando nuestras cosas y luego decidimos que nos echaríamos una siesta. Yo estaba reventado por el madrugón y por el paseo de la mañana a 30 y pico de grados, y ella simplemente tenia sueño.



Mientras yo fui al baño ella se tumbo en la cama y se puso a jugar con el movil (en aquella época estaba bastante viciada, me sacaba de quicio) y cuando volví ella seguía a lo suyo.

Me tumbé a su lado y estuvimos hablando cinco minutitos, me puse boca arriba y cerré los ojos para dormir. Para mi sorpresa, ella dejó el movil, se puso encima mío y empezó a comerme la boca.



Me comía la boca mientras me restregaba el coño por mi polla, por encima de la ropa. La besaba como si no hubiese un mañana, los besos cada vez eran más húmedos y cachondos… hacía mucho tiempo que tenía ganas de volver a tenerla encima.

Primero deslice mis manos hacia sus tetas, por encima de la ropa. Cada vez que las apretaba y las acariciaba ella soltaba un gemidito… dios, que cachondo me ponían sus gemidos!



Mientras ella se seguía restregando, llevé mis manos a su culo, madre mia… ya no me acordaba del culazo que tenia, era perfecto. Ella seguía gimiendo mientras yo de vez en cuando le daba alguna nalgada… cada vez que la azotaba gemía, estaba super cachonda…



Deje su culo para dirigirme a sus tetas, las saque del sujetador y incorporandome se las empece a chupar. Me encantaba comerle las tetas, y ella se estaba poniendo super cerda. Dejó de restregarse para empezar a desabrocharme el pantalón y meterme la mano por debajo del calzoncillo. Cuando la encontró empezó a masturbarme suavecito mientras le seguía comiendo las tetas.



Acabé de quitarle la ropa que le quedaba mientras ella me seguía masturbando. Cuando la dejé con las tetas al aire, ella se puso de pie y se quito la parte de abajo, dándome la espalda e inclinandose hacia delante para que pudiese ver bien su culo… que dura la tenía, notaba como me palpitaba y circulaba la sangre por mi polla, estaba dura como una piedra.



Se dio la vuelta y se puso encima mío para darme un ultimo morreo, pero después de besarla la separé de mi y le susurré al oído…

Quiero que me chupes la polla.

Ella simplemente me contestó con un gemidito, y metiéndose entre mis piernas se la llevó a la boca.



Hacia unas mamadas de autentica puta, a pesar de no haber comido muchas pollas. Empezó poquito a poquito, masturbándome despacio a la vez que se la iba metiendo cada vez más y más adentro.

Yo la tenía durisima, y ella sabia como mantenerla así, y como chuparla. Poco a poco la mamada fue subiendo de intensidad y empezó a intentar tragársela (me mide 20cm de largo y 6 de ancho). Madre mia, la chupaba como si no hubiese un mañana, se la tragaba, se la sacaba de la boca y le daba lametones por todo el tronco, se la volvía a tragar…



Entre garganta profunda y garganta profunda subia su mirada hacia mi, y mientras me miraba se la iba metiendo poco a poco toda en la boquita. Como estaba disfrutando ella comiéndome la polla, creo que incluso más que yo.



Esa mamada duró una media hora, me la había dejado bien babeada y dura y yo tenia unas ganas locas de follarmela. Le separé la cabeza de mi polla y la incorporé en la cama. Le comí la boca y poco a poco la fui colocando en la posición de misionero.

Mientras la besaba fui pasando mi polla por su coño, restregándome y notando lo empapada que estaba.

Quieres que te coma el coño? - le pregunté.

No, quiero que me la metas ya.

Dicho y hecho, la cogió con su mano y la puso delante de su coño. Empujé un poquito y fue entrando poco a poco.

Estaba empapada como una autentica perra, apenas costó meterla.



A medida que la iba metiendo sus gemidos iban subiendo de intensidad, me decía al oído que estaba muy cachonda y que por favor la follara, que su novio no la follaba des de hace mucho.

Me folla muy poco, y además no la tiene tan grande como tu, por dios, como he echado de menos esta polla.



Estos comentarios me pusieron mas cachondo de lo que ya estaba, así que empece a follarla mas rápido y fuerte, notaba como golpeaban mis huevos contra su culo; notaba como se iba mojando cada vez mas y mas, estaba empapada y eso me iba de maravilla.



La follé en esta posición un buen rato, y se corrió muchísimas veces. Cuando se corría yo seguía bombeandola, y eso hacia que se volviese a correr al poco tiempo, y así fui follandola largo rato.



Hubo un momento que me pidió que se la sacara, que ya no podia mas, se había corrido muchísimo y necesitaba descansar.

Me dijo que me la chuparía hasta que me corriese, me dijo que me tumbara en la misma posición de antes pero le dije que no.

No, quiero que te pongas de rodillas y me la chupes. - le dije con autoridad.



Acto seguido se puso de rodillas sin rechistar, la cogió con la mano y se puso a chuparla. Estaba super cerda y la mamada era increible. Le pasaba la lengua por todo el tronco, bajaba hasta los huevos y se los metía en la boca; chupaba con la lengua hasta llegar arriba y la engullía.

No hacía falta ni que le cogiese la cabeza para follarle la boca, ella misma se estaba follando la boca con mi polla.



Chupo y chupó, y en un momento me miró y me dijo:

Quiero que te corras.

Tu sigue chupando que me queda poquito.

Quiero que te corras en mi boca.

A tu novio le dejas que se corra en tu boquita?

…Mi novio no tiene la polla que tienes tu…



Me empecé a masturbar mientras ella seguía haciendo su trabajo, chupaba y chupaba sin parar. Era una viciosa, pobrecito su novio… tan contento en su casita y su novia follando como una cerda.



Poco después me viniera ganas de correrme, la avisé y empezó a chuparla con mas ganas, incluso casi llegó a tragársela entera, era espectacular.

Eyaculé como una bestia, le llené la boca de semen, incluso se le escapó un poquito por la comisura de los labios… madre mia, era una imagen bestial.



Acabó de exprimirme y se puso a limpiármela con la lengua. La dejó bien limpia bien limpia, mientras me miraba con cara de puta viciosa. Era increíble lo guarra que se había puesto esa tarde.



Se levantó y se fue al baño a limpiarse un poquito la cara y las tetas. A los 2 minutos, mientras yo estaba tumbado recuperándome de la mamada, sonó su movil.



Hola Carlos.

Si, estoy yendo al super a comprar unas cosas para mis padres. No te he contestado porque estaba conduciendo.



La charla siguió un poquito más. El escuchar que le mentía tan descaradamente me puso super cachondo, así que fui al baño y la abracé por detrás.

Con una mano le tocaba las tetas, y con la otra le empecé a masturbar el clitoris…



Ella seguía hablando por telefono con su novio mientras intentaba no gemir. La giré y la senté encima de la encimara del baño, y mientras me miraba a los ojos fui bajando poco a poco hasta su coño…





Pero eso ya es otra historia!

He intentado transmitiros el morbo y el vicio que yo vivi aquel día, y espero que hayais disfrutado con el relato.

La historia continua 6 días más, por lo que hay relato para rato.
Reviews
Your review
Excellent
Good
Regular
Bad
Regrettable
NOTE: In order to add favorites, rate and post reviews you must login or create a new account if you are not registered.
0 published reviews