X
This website uses its own and third-party cookies to provide our services and display advertising related to your preferences. If you close this window by pressing the 'X' button, we consider that you do not want to see this message again
Password
Username
Me convertí en prostituta vip por un día
Author: 
Confesiones
31-Oct-2019
230
Me convertí en prostituta vip por un día
La verdad que en la búsqueda de cosas nuevas y poco convencionales para hacer, me provocaba mucho morbo y después de pensarlo mucho, bueno un par de días, no mas. Me puse en campaña para concretar mi última fantasía.
Hoy les voy a contar otra de mis locuras.

Una vez buscando relatos eroticos, leí uno de una mina que fantaseaba con convertirse en prostituta por solo una noche. La verdad que en la búsqueda de cosas nuevas y poco convencionales para hacer, me provocaba mucho morbo y después de pensarlo mucho, bueno un par de días, no mas. Me puse en campaña para concretar mi última fantasía.

Comencé buscando en internet páginas en las que las mujeres se ofrecían, subían fotos y demás. Pero en realidad buscaba otra cosa.

Buscando en los clasificados del diario, vi que se buscaban señoritas para compañía. Fuí a unos cuantos avisos, tuve entrevistas, en todos me aceptaron, pero no me terminaba de convencer ninguno. En una de las entrevistas, conocí a una chica brasilera, que buscaba trabajo. Nos pusimos a hablar mientras esperabamos que nos llamen, y le dije que no convencía ninguno de los lugares que estuve. Ella me comentó, que fue a una entrevista a un lugar de muy alto nivel, que trabajaban con empresarios extranjeros en su mayoría y me dijo ciertos políticos, no se si era verdad. Me comentó que vaya que tenía muchas posibilidades, porque sus búsquedas se orientan a mujeres hermosas, pero que no parezcan prostitutas, sino que sean refinadas. La paga era excelente, en dolares, pero era muy complicado entrar. Me dijo donde se encontraba las oficinas de esta agencia. Ese mismo día me acerqué al lugar. Estaba ubicado en Puerto Madero, el edificio un lujo total. Me acerqué a la portería, y le comente al encargado, que venía a una entrevista al 15º piso. Este se comunicó, por el portero, y la persona que atendió del otro lado le dijo por mi, que me acerque a la camara de seguridad, se ve que este era el primer filtro, para ver si tenía posibilidades. Se escuchó la voz, que suba.

Estaba subiendo por el ascensor, bastante nerviosa. Lo que mas me preocupaba era que me rechacen, soy muy orgullosa y me hubiese caído muy mal.

Toco el timbre del departamento y sale una chica muy linda de unos 25 a 28 años. Me da unas cuantas planillas para que vaya llenando, para que luego me entrevisten. Estuve mas de media hora completando datos. Habían preguntas personales, sobre mis características físicas, si tenía enfermedades y lo mas interesante una hoja, en la que tenía que tildar que cosas estaba dispuesta a hacer. Lo que se pueda ocurrir estaba, por su puesto sexo anal, oral, sadomasoquismo, cumplir cualquier fantasía de los clientes, tener relaciones lésbicas, participar de orgías, fistings, lluvia dorada, beso negro y decenas de items mas. Ya que estaba ahí, no me iba a hacer la histérica y completé todo que sí.

Cuando terminé le acerqué a la recepcionista los formularios, y me pidió que tome asiento que ya me iban a entrevistar.

Pasaron como 45 minutos hasta que me llamaron. Pasé a una oficina, muy amplia, parecía todo muy profesional. Habían cámaras de fotos, filmadoras, tripodes y demas accesorios de fotografía e iluminación.

Al principio solo me hizo preguntas sobre los formularios que llené, mas que nada para ampliar las respuestas que dí.

Me contó acerca del trabajo. Que solo trabajan con personas VIP, que una tiene que estar dispuesta si acepta el trabajo a hacer lo que pidan sea lo que sea, hasta lo mas perverso o solo hacerles compañía, lo que sea, me recalcó varias veces. Me dijo sobre la paga, era excesivo lo que pagaban, aunque no lo hice por dinero, debo decir que eran números muy interesantes.

Si estas deacuerdo con todo, hacemos ahora el casting y ya quedas en nuestra base de datos.

No lo pensé mucho, acepté de una. Me pidió que haga varios cambios de vestuarios, para que me fotografíen y así hacer el book personal donde los clientes podrían elegirme. En total fueron 5 cambios. Me vestí de oficinista, con biquini, colegiala, todo en cuero, al estilo sadomasoquista y al estilo Marilyn Monroe, con peluca y todo.

Luego, me pidió que me quede completamente desnuda. Me sacó varias fotos en distintas posiciones, me hacía primeros planos de mi culo, mi concha, tetas, labios, piernas y espalda.

Finalmente me hizo grabar un video, desnuda, contando acerca de mí, aunque me dijeron que decir, como hablarle a la cámara y demás. Realmente parecía todo muy profesional. Me pidió que me vista y me hizo sentar. Me dijo que estaba muy conforme conmigo, que es exactamente lo que buscan, una mujer bella, con clase, que no parezca desesperada, que solo lo hacía por plata. Me recalcó que debía mantenerme tal cual tuve la entrevista, o sea que no podía teñirme el cabello, dejarme crecer el bello púbico, no hacerme mas tatuajes, no podía modificar nada de mí, ya que los clientes compran por adelantado y quieren lo que pidieron, ni mas ni menos.

Me brindaron un celular de ellos, en el cual se iban a contactar conmigo, si alguien me elegía.

Volví a mi vida de siempre, trabajando en lo mío. Hasta que a la tercer semana que tuve la entrevista me llamaron. Me pidieron que me acerque a firmar el contrato. Era un contrato extenso, con clausulas de confidencialidad, requisitos que tenía que cumplir, horarios, la plata que cobraría y muchas otras cosas mas, que ya ni me acuerdo.

Llegó el día. Un remis pasó por mi casa a buscarme y me llevó a un hotel 5 estrellas en el barrio de Retiro. Me anuncié, me acompañaron a una habitación, donde había dos mujeres de la agencia, que me iban a preparar para el cliente, me peinaron, me dieron la ropa que tenía que usar, me perfumaron, preguntaron si me había higienizado mi ano, ya que el cliente solicitó sexo anal.

Estuve unas dos horas, hasta que me dijeron que me esperaban, me dijeron el número de habitación, era tres pisos mas arriba.

Una vez en el ascensor me vi de arriba a abajo, no quiero sonar agrandada, pero me hicieron un gran trabajo. Estaba vestida toda de negro, con una minifalda que apenas cubría mis culo, medias negras hasta donde terminaban mis piernas, una tanga negra diminuta, tacos altos negros, una remera negra, algo suelta y con transparencias y sin corpiño. Maquillaje muy tenue, apenas una base y los labios pintados de rosa.

Lllegue a la puerta y golpé, un hombre alto de unos 50 años, delgado, pelo gris, bien corto, alto medía 1,85 calculo, tez blanca, por dentro decía no me puedo quejar, empezar con alguien así, no era Geoge Cloney, pero zafaba bastante bien.

Me hizo pasar, me ofreció Whisky, el cual acepté. Por su tono de hablar me di cuenta que era español. Me dijo que lo espere que tenía que ir al toilette. A los minutos volvió, desnudo con una toalla en su cintura, me pidió que me acerque frente a un espejo que tenía la habitación. Se me acercó por detras y dejó caer la toalla, ya estaba completamente desnudo. Me apoyo su pija contra culo y empezó a acariciar mi cuerpo, pasó sus manos por debajo de mi remera empezó con las tetas, aunque también acaricibia mi abdomen, bajó lentamente sus manos contra mis muslos, mientras el gemía, me encantas putita, me decía, me lamía el cuello y los hombros, sus manos llegaron a mi concha y con sus manos acariciaba entre la unión me mi vagina y las piernas, lo estaba disfrutando y se lo hacía saber gemía como una gatita, mmmmmmmmmmmmm.

Terminó con el cachondeo, y me subió la minifalda hasta la cintura, se arrodillo atrás mio y me bajo muy lentamente mi tangita diminuta hasta los tobillos, las medias me las dejo puesta, se paró y me sacó la remera, todo desde atrás mio. Solo me quedé con la medias negras largas que cubrían toda mis piernas, los tacos y la tanga en los tobillos.

Puso su mano en mi espalda, y me hizo inclinar levemente mi torso hacia delante, me pidió que ponga mis manos sobre mis muslos y que flexione un poco las piernas. Sabía que me iba a clavar por detrás. Tomó un forro de la mesa de luz, se lo colocó, vi que escupió las llemas de sus dedos y se humedeció la cabeza de la pija. Sentí su cabeza entre mis nalgas, abriendose camino, buscando mi ano, lo encontró y empezó a hundir su pija, la iba enterrando dentro mio de a poco, mientras su pija entraba ponía tono de nena ahahaha, como si me dolíese, aunque en verdad me dolía, pero exageraba. Finalmente me la enterro toda bien adentro sentí sus huevos contra mis nalgas, me tomó firmemente de mi mis cadera y empezó a embestirme con locura, su cara se transformó, empezó a gritarme: -puta toma, hija de puta esto es para vos, traga traga y cosas así, yo gemía mmmm, ahhhhhhhhhh, pero ya me estaba doliendo, no solo por el tamaño de su pija, si no mas bien por la falta de lubricación, era una penetración muy estrecha y sin lubricación casi, sentía como su cuerpo embestía mi culo, plaf, plaf, plaf. El desgraciado no acababa mas, no se cuanto tiempo pasó, pero era mucho mas de lo normal de lo que acaba un hombre cuando te dan por el culo, mis piernas, estaban cansadas de la posición en que me encontraba y mas por los tacos, en una de las embestidas, pierdo el equilibrio y caigo de rodillas al suelo, se arrodilla atrás mio y me hunde la espalda para que quede en cuatro, ahi mismo me inserta su verga de nuevo con fuerza y tomandome de las caderas me coge en cuatro, mientras me penetraba empezó a nalgearme como violencia, al punto de que al día siguiente me dejo las nalgas con moretones, encima, soy muy blanca y me marco enseguida. Fue bastante tiempo en que me cogió en esa posición, hasta que me empuja hacia un costado y me pone boca arriba, se arrodilla al lado mio, se saca el preservativo, se sujeta la pija y se la machaca apuntando hacia mi cara, tardo unos segundos y me eyaculó sobre toda mi cara, fueron varios ***sos de semen contra mi rostro, cuando pensé que ya había eyaculado todo, abro mis ojos y salió un pequeño chorro mas que me cayó en mi ojo izquierdo, me irritó mal, no pude ver bien de ese ojo por un buen rato. Se quedó ahi metiendome los dedos en mi concha y finalmente me pidió que me pare. Le pedí permiso para limpiarme la cara, pero no me dejo, quedate así me dijo. Claro le respondí.

Me toqué el ano porque lo sentía bien roto, con mucho ardor, vi que me sangraba un poco, aunque suele sangrarme algo con el sexo anal.

Va al frigobar, toma una agua mineral, y me da para que tome lo que sobra. Veo que se acerca a una valija y la abre. Me sorprendió lo que sacó. Era un arnes con un miembro de silicona, de unos 20 cm. Me dice que me lo ponga. El se arrodilla en un borde de la cama, poniendose en cuatro y me pide que se lo lubrique con saliba y me hace lamerle su ano y de a poco me va pidiendo que se lo dilate con los dedos. Era muy extraño para mí, pero no dije nada. Cuando tenía su ano dilatado. Me dice que me lo coga. Agarre el miembro y se la metí muy de a poco para no lastimarlo, pero me dijo que lo haga rapido y duro. Empecé a darle duro, no como me hizo el a mi, pero algo me desquite, el gemía de placer, le metía todo el miembro hasta el fondo. Se notaba que lo calentaba mucho la situación. No tardó mucho en acabar sobre la cama. Quedó agotado, y se tiro sobre la cama, creí que mi trabajo se había acabado pero faltaba algo mas. Luego de que se repuso. Me hizo acostar sobre la cama, con la cabeza colgando en el aire y boca arriba, se sento en el suelo al lado de la cama, y me hizo tragar el miembro con el que lo había cogido, me hizo sexo oral con la pija de silicona, tuve varias arcadas, salive bastante. Me la tragaba toda, era la primera vez que me hacian sexo oral con una pija de silicona. En un momento me la saco de la boca y me pidió que me vista y me vaya.

Me vestí rápidamente, me limpie con una toalla el semen que tenía en mi cara y cabello y volví a la habitación, donde me prepararon. Me hiceron esperar 1 hora, que aproveché para higienisarme y ponerme mi ropa, finalmente vino el que me hizo la entrevista para pagarme, me contó que el cliente quedó muy satisfecho y ellos también, por lo que esperaban contar conmigo en el fututo, lo cual asentí.

El remis me dejo en la puerta de casa, me di un buen baño de inmersión hasta que se enfrió el agua y me fuí a dormir, pensando como sería la proxima vez que me llamen.
Reviews
Your review
Excellent
Good
Regular
Bad
Regrettable
NOTE: In order to add favorites, rate and post reviews you must login or create a new account if you are not registered.
0 published reviews