X
This website uses its own and third-party cookies to provide our services and display advertising related to your preferences. If you close this window by pressing the 'X' button, we consider that you do not want to see this message again
Password
Username
En un cine xxx
Author: 
Intercambios
21-Oct-2019
186
En un cine xxx
Mis comienzos en las relaciones sexuales con terceros
Desde que nos casamos las fantasias eroticas en las que metiamos a terceras personas en nuestra vida sexual, fueron una constante, al principio, eran eso, fantasias, pero pronto me di cuenta de que mi marido queria mas, mucho mas. Me resisti lo que pude porque pensaba que todo eso podia afectar negativamente a nuestro matrimonio, pero, poco a poco, ante su insistencia, casi sin darme cuenta, fui haciendo mas y mas concesiones, animada ademas porque me daba cuenta de que en lugar de perjudicar a nuestro matrimonio todo aquello ayudaba y mucho a nuestra actividad sexual.



Ya de novios, y despues de haberme confesado lo mucho que le gustaba que me vieran, descubria con frecuencia "mis encantos" y dejaba que los vecinos de asiento en el cine disfrutaran de su vista, aunque por aquel entonces, yo tenia un miedo atroz a que alguno de aquellos "mirones" se atreviera a tocar, aquello que veia, pero no sucedio nada, solo que me veian y que los dos nos excitabamos permitiendolo.



Pero ya casados, fantaseabamos con que se atrevian y yo lo permitia, llego un momento en que era muy descarada mostrando mis encantos, ante la insistencia de mi marido para ver si "me metian mano" y yo le decia, que mas ya no podia hacer, que solo faltaba que le cogiera la mano y se la llevara a mi sexo.....y era cierto.



Estando de viaje con mi marido, vimos una sala XXX y me dijo de entrar para ver si alli sucedia, me convencio para ir porque estabamos en otra ciudad, bastante distante de la que viviamos, alli no nos conocia nadie, ademas era una forma de que se convenciera de que era dificilisimo que pasara aquella fantasia en un cine estando el a mi lado.



De todas formas estaba nerviosa, muy nerviosa, sabia que mi marido buscaba situaciones morbosas, pero realmente yo no sabia si queria que esas situaciones morbosas se convirtieran en realidad o no, aunque estaba dispuesta a permitirlas si surgian.



Las luces estaban encendidas cuando entramos, se accedia por la parte de la pantalla, nos sentamos al medio de una fila, habia muy poca gente, casi toda hombres, solo otra pareja estaba dentro del cine, todos los hombre me habia repasado de arriba abajo con su mirada, durante el trayecto hasta donde nos sentamos. Mi marido me pregunto si me habia dado cuenta de como me estaban mirando, eche un vistazo y me di cuenta de que todos estaban pendientes de mi, el me pidio que cruzara las piernas y las dejara todo lo que pudiera al descubierto y lo hize.



Se apago la luz, vi que habian movimientos de alguno de aquellos hombres, se estaban acercando hacia donde estabamos nosotros, no se acercaron de golpe, pero cada vez eran mas atrevidos sus movimientos. Le tenia cogida la mano a mi marido, el por lo visto noto lo tensionada que estaba, e intento tranquilizarme.



Note que alguien se sentaba detras de nosotros, de repente, note un roze en mi pelo y pase la mano por él, luego note que me rozaban en el cuello y me estremeci, fue como un calambrazo que recorria todo mi cuerpo especialmente mi sexo. La caricia en el cuello continuaba, ahora no habia ninguna duda, toda yo estaba excitadisima, el no tenia prisa, al menos asi me lo parecio.



Despues de un momento, la mano se poso en mi brazo, el brazo contrario a donde estaba mi marido, fue avanzando muy poco a poco hasta empezar a tocar mi pecho por encima de la ropa, le quite la mano sin brusquedad y me incline hacia mi marido, sabia que quien me estaba tocando me oia cuando le susurre a mi marido "ya me esta tocando".



Mi marido me sonrio y miro hacia atras sin borrar la sonrisa de su rostro, me parecio que le guiñaba un ojo, el caso es que la mano volvio a mi pecho y ya no la quite, me acariciaba suavemente por encima de la ropa, contorneaba todo el pecho subiendo y bajando, empezo a oprimirlo suavemente imagino que comprobando la dureza, los pezones estaban a punto de estallar de lo erguidos que estaban.



La verdad es que yo estaba deseando desde el primer momento que metiera la mano por dentro, pero el continuaba acariciando por arriba de la ropa y solo un pecho, luego empezo a buscar el escote, solo un dedo y cuanto apenas, me tocaba la carne del pecho, lo movia de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, no era nada, pero a mi me producia la misma sensacion que cuando eramos novios y me hacia mis primeras caricias, estaba empapadisima.



Puse mi mano sobre la de el, con la intencion de dirigirla, queria que me tocara los pechos bien tocados, por dentro, pero el me la aparto con suavidad y siguio a su ritmo, ahora ya habia llegado al pezon y se entretenia con gran placer para mi en él, mire a mi marido, el estaba girado hacia nosotros y no se perdia detalle, mire a mi alrededor....casi todos se habian acercado hacia nosotros y yo no me habia dado ni cuenta.



En cuanto tuvo todo el pecho recorrido y bien masajeado, metio la otra mano y empezo a acariciar el otro, desde luego sin ninguna oposicion por mi parte, me gustaba, vaya si me gustaba, mire a mi marido y le hice ver lo a gusto que estaba mordiendome el labio, el me señalo su pene, mejor dicho el bulto que marcaba su pene dentro del pantalon ¡¡¡ estaba empalmadisimo !!!



El que estaba detras, seguia a su ritmo y note como me queria bajar los tirantes del vestido, pense en oponerme, pero para que, tal y como me sentia, iba a ser incapaz de oponerme de verdad a cualquier cosa que quisiera hacerme, primero un tirante, luego el otro se deslizaron por mi brazo y como me molestaban, yo misma ayude sacando los brazos, asi es que cuando al momento metio la mano y cogio los pechos, la parte superior del vestido se deslizo hacia abajo y se quedo en la cintura, dejando el sujetador totalmente a la vista.



Mi marido metio la mano por mi espalda y lo desabrocho, luego lo cogio y se lo guardo en el bolsillo y alli quede desnuda de la parte superior con todos los pechos al aire a la vista de todos aquellos hombres y sin ninguna verguenza por ello, el que me estaba tocando, entretanto, se habia pasado a mi lado.



Se metio el pezon en la boca y lo empezo a succionar, mientras habia metido la mano por debajo de la falda y me estaba acariciando la pierna, desde luego no habia oposicion por mi parte y el siguio avanzando poco a poco, subiendo hacia mi sexo, sin prisas, cuando llego a él, note como lo acariciaba por encima de mi braga y abri las piernas para facilitarle la tarea, ya estaba a punto de correrme.



Me volvio a pasar como con los pechos, deseaba que me tocara directamente, pero el continuaba avanzando muy poco a poco, pero eso si...dandome un placer enorme, separo la braguita y empezo a introducir los dedos, mis piernas abiertas le facilitaban el acceso, me estuvo acariciando todo el sexo, sin dejar ni un rinconcito antes de decidirse a introducir un dedo, luego introdujo un segundo, inclusive un tercero.



Yo estaba ardiendo, y me contorsionaba buscando una mayor penetracion, una penetracion mas profunda, el no dejaba de mover sus dedos hacia dentro y hacia fuera y consiguio que me corriera, cosa que nunca me habia sucedido con una manipulacion asi, ni cuando la hacia yo, ni cuando me lo hacia mi marido.



No fue una corrida rapida, fue profunda, muy profunda, apenas podia contener mis quejidos, y cuando empezaba a bajar el placer, se combinaba con una nueva subida, estuvimos asi largo rato, corriendome y volviendome a correr, explotando una y otra vez, llego un momento que ya no pude mas, aparte de que la pelicula me parecio que se estaba acabando y se lo dije.



El dejo de acariciarme en cuanto se lo dije, al dejar de correrme, me entro una verguenza enorme, pues me di cuenta de que todos estaban pendientes de mi, le dije a mi marido que nos marcharamos, el me pregunto que si queria que lo invitaramos al hotel, le dije que no, que de ninguna manera, aunque en realidad si estaba deseando que lo hiciera, aunque por otra parte queria tener una conversacion muy larga con el antes de aceptar mas cosas y mi marido me susurro entonces que no lo dejara asi, que le sacara la leche...



Pense que tenia razon y a pesar de la verguenza que sentia, alargue la mano y la introduci por su bragueta, el estaba empalmadisimo, consegui sacarle el pene a duras penas, mi cabeza me daba vueltas como me sucedia siempre despues de una buena sesion de sexo, queria acabar pronto y mientras movia mi mano hacia arriba y hacia abajo con suavidad, pense en "darle una mamada", para acabar antes, pero no tuve ocasion, exploto en mi mano, me la lleno toda con "su leche".



Me dio su pañuelo y me limpie, cuando se lo devolvi, me gire hacia mi marido y mientras recomponia mi aspecto, poniendome las bragas en su sitio y guardando mis pechos, le pedi que nos marcharamos, al salir entramos en los lavabos y me puse el sujetador y me arregle un poco mas ya mas tranquila.



Fuimos directamente al hotel, nos metimos en la habitacion sin dilacion y tuvimos una sesion de sexo increible, pocas veces habiamos tenido una sesion parecida, posiblemente porque los dos estabamos excitadisimos. Otra vez me paso como en el cine, subia y bajaba la excitacion, pero no paraba de correrme, estallando una y otra vez, llegando al climax y volviendo a llegar, cuando mi marido exploto, casi lo agradeci...no podia mas !!!



Nos dimos una ducha y bajamos a tomar una copa, por primera vez en mucho tiempo me dejo tranquila y no me pidio que enseñara, pense que lo habia dejado satisfecho para algun tiempo, pero luego en cuanto cenamos, me pidio que nos subieramos, una vez metidos en la cama y mientras nos fumabamos un cigarrillo, me empezo a hacer preguntas sobre lo que habia sucedido y sobre lo que yo habia sentido.



No tardo en "buscarme" otra vez, me extraño, cuando no deberia haberme extrañado pues yo tambien deseaba volver a disfrutar del sexo, y otra vez fue una gozada, otra vez se volvieron a entrelazarse en oleadas muy intensas las distintas corridas que volvi a tener, estuve a punto de desmayarme varias veces, cuando el estallo, no tuve ganas de moverme y me quede dormida con la cabeza sobre su pecho.



Apenas despuntaba el dia cuando él me volvio a despertar, se deslizo hacia abajo mientras me besaba, me di cuenta de lo que pretendia y recorde que todos sus efluvios estaban dentro de mi, salte de la cama corriendo para ir al cuarto de baño pues me daba asco el pensar que me pudiera besar "ahi", asi tan sucio.



Ya en la cama otra vez, él recorrio todo mi cuerpo con sus manos y su boca y rapidamente me tuvo mas que dispuesta a recibirle, fue una penetracion mucho mas suave, mas tranquila, pero no por ella menos placentera, mi cuerpo por lo visto esta muy sensible y alcanzaba rapidamente el climax, cuando estalle por tercera vez, note que me estaba irritando y se lo dije.



Paro de inmediato, pero dejandolo al descubierto, todo "empalmado" me dijo sonriendo...a ver que puedes hacer por él, al principio no le entendi, pero fue un momento, lo introduci en mi boca y empeze a comerselo, al momento me paro, señalo un espejo que teniamos a mi espalda y me dijo, sabes, te estoy imaginando asi, con un desconocido detras que la tenga bien metida dentro de ti.



No dije nada, solo continue, pero separando mis rodillas para que pudiera verme bien, asi toda abiertecita, mientras pensaba en lo que habia dicho....y en lo bueno que tenia que estar, si el tocarme solo en el cine me habia hecho sentir asi, mientras el no paraba de decir, que mamada, que mamada.



Le hice una mamada larga, parando cada vez que creia que se iba a correr, le oia gemir, le oia disfrutar y me gustaba verlo asi....mientras pensaba en lo que habia pasado y en que ahora él ya no iba a parar hasta conseguir verme en brazos de otro, pero ahora sabia tambien lo mucho que disfrutaria yo cuando sucediera y casi deseaba que sucediera ya.



Sin embargo cuando me dijo de ir a buscarlo al dia siguiente, le dije que no, que no sabia si en un futuro lo aceptaria, pero que queria dejar pasar el tiempo y analizar nuestros sentimientos y nuestras reacciones, procurando en todo momento ser muy sinceros el uno con el otro.



Bien, aqui lo dejo, ya os contare mas adelante como continuo
Reviews
Your review
Excellent
Good
Regular
Bad
Regrettable
NOTE: In order to add favorites, rate and post reviews you must login or create a new account if you are not registered.
0 published reviews