X
This website uses its own and third-party cookies to provide our services and display advertising related to your preferences. If you close this window by pressing the 'X' button, we consider that you do not want to see this message again
Password
Username
Desconocido + turbación
Author: 
Voyerismo
19-Oct-2019
53
Desconocido + turbación
nuevos placeres para mi desconocidos.
Por mi trabajo debo hacer en ocasiones viajes cortos a otras ciudades donde me quedo a dormir por un par de días; cromo os podréis imaginar no faltan ocasiones para tener alguna aventura pero lo cierto es que nuca he sido infiel a mi esposo. Para llevar bien la soledad a veces me conecto al skipe y chateo con mi esposo, curiosamente a través del chat le digo cosas que nunca me atrevería a decirle en persona (de hecho cuando hacemos el amor se queja de mi silencio).

En estos viajes a veces he tenido ocasión de entrever a una pareja haciendo el amor en una ventana de un edificio cercano al hotel o según la categoría del mismo he oído a alguien gritar de placer en la habitación contigua, cuando esto sucede, he llamado a mi esposo para que se conecte al skipe y se lo he contado (escrito) mientras me masturbo.

Pues bien, en mi último viaje después de una larga jornada bajé a la zona wifi del hotel a terminar un par de cosas con mi portátil y enviar unos correos pendientes, aunque hay red en las habitaciones pero me gusta trabajar en las zonas de sofás de los hoteles, el cuarto es para descansar. La zona estaba sola, era tarde, sólo había un tipo mayor que yo al menos diez años, pero era bien parecido, con traje de chaqueta, uno de la profesión pensé… y sin más me senté lo más retirada que pude de él que no era mucho porque la estancia tampoco lo permitía, sólo una lámpara más decorativa que funcional mantenía en penumbra la estancia cerca de mi, la que estaba junto a él estaba apagada.

Me puse a trabajar con mis auriculares, los llevo siempre para evitar a los pesados con ganas de charlar, tras un rato, estaba concentrada en mi trabajo pero algo comenzó a distraer mi atención… el tipo tenía el portátil en su regazo como yo, pero la luz de su pantalla hacía un constante vaivén, era continuo, suave pero no cesaba, pensé: no puede ser… me puse bastante nerviosa, seguía mirando mi trabajo tratando de hacer como si no notara nada, y disimuladamente bajé el sonido de mis auriculares, en aquel silencio podía oír a una mosca volar… no cabía duda: aquel tipo se estaba masturbando, podía oír su respiración y por tanto él la mía que trataba de que no se acelerara pero me incomodaba tanto aquello que no lo podía evitar… mientras pensaba que hacer caí en la cuenta de que habría estado oyendo el sonido de mis auriculares y como lo bajaba… cada vez estaba más nerviosa, indignada y asustada de estar a solas con aquel pervertido… no pude evitar mirar, su portátil lo tapaba pero él notó como le miraba, cerré mi pantalla estrepitosamente y me levanté; para marcharme indignada, tenía que pasar junto a él y al hacerlo le miré.Con su webcam estaba enfocando su miembro y se veía en el monitor, fue un segundo pero lo vi a la perfección por delante y por detrás gracias a la cámara y a la iluminación que brindaba la propia pantalla, de fondo tenía una hojas de cálculo…

era bochornoso, estaba indignada pensé en ir a recepción a quejarme y mientras iba al ascensor me iba dando cuenta que tal indignación se estaba convirtiendo en acaloramiento y excitación.

Pensaba en las veces que he oído o visto a parejas hacerlo en hoteles y me había excitado, pero esto era distinto, aquel tipo se excitaba sabiendo que era testigo de su placer, quería convencerme de que era un cerdo pero al llegar a mi habitación llamé a mi esposo y le pedí que se conectara al skipe… hoy toca diversión me dijo divertido y colgó.

Esta vez al conectarse le pedí algo que nunca habíamos hecho… quería verlo (su portátil tiene cam integrada) se extrañó pero accedió, me preguntó qué había visto en esta ocasión para excitarme, pero le mentí y le dije que nada, le pedí que se desnudara y se extrañó más aun, y luego le pedí que enfocara solo su pene, que no quería ver el resto y que se masturbara para mi… estaba muy excitada y nos masturbamos juntos mientras le iba describiendo mi excitación, lo que no le dije era que contra de mi voluntad estaba pensando en el miembro de aquel pervertido.

El día siguiente mientras trabajaba y hacía mis vistas de empresa no dejaba de pensar en el incidente, al llegar la noche me preparé para enviar mis correos y la rutina de siempre pero en mi habitación; trabajaba pero no me concentraba, me planteaba bajar a buscar a aquel tipo, en realidad me había excitado más de lo que creía y tenía que confesar que me gustaría verlo de nuevo, temblaba con la sola idea de bajar y al final reuní valor no sé cómo y temblando las rodillas llegué hasta el ascensor, enfilé el pasillo de la zona wifi y … entré, el tipo no estaba, entre la decepción y el alivio me senté en el mismo lugar de la noche anterior y me puse a trabajar, pero seguía excitada y le di un toque a mi esposo para que se conectara al skipe; esta vez chateamos sin su cam.

Le comencé a contar que le echaba de menos, que estaba muy excitada etc… cuando llevaba un rato así.. de pronto… me quedé de piedra, el tipo de la otra noche entró con su portátil se sentó en el otro extremo de mi sofá, me entró un calor por el cuerpo y una sensación de deseo y miedo a la vez que me dejaron bloqueada, mi esposo notaba que estaba parada y me seguía animando a seguir con nuestra conversación… hice como si no reparara en la presencia del desconocido y le empecé a contar a mi esposo la situación como si se tratara de una fantasía, de vez en cuando miraba de reojo al tipo al que vi hacer movimientos inequívocos de su vaivén que a veces cesaban y a veces los retomaba, la situación me tenía totalmente excitada hasta el punto de que estaba notando como me mojaba; de pronto mi esposo me animó a que en mi fantasía me levantara y me sentara junto al exhibicionista… la idea me heló la sangre… le dije que tenía que dejarlo, que era tarde… "mañana hablamos amor"

Cerré el Skipe y me preparé para irme a mi habitación, al pasar junto al tipo le miré pero esta vez me detuve sin poder evitarlo, él se quedó un poco parado a la espera de mis reacciones, tenía la bragueta abierta y su glande asomaba, había dejado sus manos quietas y se tapaba con cierta timidez, esto me tranquilizó y me dio confianza, así que me encuentro de pronto en penumbras en una sala de un hotel, de pie frente a un tipo que tiene el pene fuera, es tan morboso… siento la tensión y su excitación, saber que le excita mi presencia me pone muy caliente de veras, esto es mejor q ninguna peli porno del mundo el morbo es indescriptible, nos miramos a los ojos inmóviles y me hago consciente de mis pezones que se están poniendo duros y de las terminaciones nerviosas de mi sexo, noto un cosquilleo y humedad bajando por mi sexo, obedeciendo a un impulso casi involuntario y con el recuerdo de las palabras de mi esposo me siento a su lado y por primera vez miro fijamente su pene, retira su mano y puedo verlo con claridad, está operado, sin prepucio, nos es muy grande pero me resulta bonito, se mueve rítmicamente con su latido, oigo su respiración y me excito más, no reprimo la mía y se la dejo oír excitada y atropellada, me pone una mano sobre la pierna pero se la retiro con decisión, deja caer su espalda y se toca cos los dedos la punta y recorre su glande del que salen unas gotas de líquido preseminal ante mi atenta mirada, mmmm dejo escapar un gemidito que me relaja y le confirmo así que me gusta lo que veo, pienso en mi esposo y creo que esto está mal pero estoy demasiado excitada para irme, de su bragueta asoman apenas unos poco centímetros, ardo en deseo de ver el resto y satisfacer la curiosidad de ver sus testículos, no se qué hacer con mis manos y dejo el portátil sobre la mesa de centro, me acaricio los muslos, él se meta la mano dentro del pantalón y la saca por completo echando hacia atrás la tela del pantalón, la veo en casi toda su extensión, no está mal, me gusta, me acaricio los pechos por encima de la camisa.

él: te gusta? - la voz le tiembla

yo: si - es lo único que acierto a decir-

acerca su mano de nuevo a mi muslo y se la retiro, gime y comienza a masturbarse con decisión, yo no quiero perderme detalle me incorporo y bajo mi mirada concentrándola en que pene duro, me excita saber que está duro por mi, a estas alturas estoy totalmente mojada, me recuesto en el respaldar y gimo junto a su oído mientras no pierdo detalle, sgimo más y a él le encanta oírme, le excita , me vuelvo a incorporar a mirar de cerca, tanto que casi puedo olerla…

tiemblo de excitación y ante la idea que me ronda, necesito ver sus huevos, pero ni siquiera con mi esposo soy capaz de hablar de lo que deseo cuando follamos y ya no aguanto más, le meto la mano en la bragueta, el se sorprende y da un respingo, tomo sus testículos, están calientes y sudados, con suavidad los saco mientras el se quita el botón y levanta sus nalgas bajando levemente sus pantalones para facilitar mi tarea, no lleva calzoncillos, tengo todo su sexo erecto testículos incluidos a mi vista, me retiro y él se queda quieto mirándome a los ojos, yo le miro y luego miro su polla ansiosa por que siga su tarea, pero no lo hace, sólo se recrea mirándome, estoy muy caliente y él lo sabe, pero no sigue, a punto estoy de pedir que se masturbe más pero soy incapaz, me duelen los pezones de la excitación, ahora es él quien mira y disfruta, me nota excitada y le gusta, parece que por fin va a retomar su tarea pero lo que hace es bajarse los pantalones y abrir las piernas, sus testículos cuelgan del borde del sofá y su pene palpita, me muerdo los labios y él sigue inmóvil disfrutando de mi frustración, creo por un momento que no podré evitar masturbarme pero soy incapaz de hacerlo delante de un desconocido, tendré que irme a mi habitación, pero quiero seguir mirándolo.

Hago entonces el amago de irme dando por entendido que la función ha terminado para que siga, entonces levanta de nuevo sus nalgas, se sube los pantalones, se coloca el botón se remete la camisa y se sube la cremallera, ha comprendido que me voy.

él: ha sido un placer - y me dice el número de su habitación para irse

yo: No me voy acostar contigo - es mi primera frase completa.

él (asiente con la cabeza) : ha sido un placer - repite

Se levanta para irse, estoy horrorizada de la excitación que tengo y hasta me planteo ir a su habitación, suspiro y entonces le retengo con la mano, estoy sentada y él se detiene de pie frente a mi, le bajo la cremallera y saco su polla sin poder evitarlo la agarro con fuerza notando su calor, su olor, noto sus latidos, mmmmm separo las piernas y busco el roce de mi sexo con el borde del sofá y lo masturbo mmmmmm, se quita el botón y deja caer los pantalones, apenas reprimo mi impulso de mamarsela allí mismo, uffff , me parece preciosa su polla, la más hermosa del mundo en este momento, me pongo de pie para no caer en la tentación me meteremela en la boca, estoy frente a él y lo masturbo, él ni se mueve, sólo se acerca a mi para gemir a mi oído al ritmo de la paja que le propino, estoy muy caliente y me excita su respiración en mi cuello, de vez en cuando me retiro para apreciar su polla en mi mano y el vaivén de sus testículos mmmm de pronto se estremece, se va a correr, miro su pene y veo extasiada salir un chorro de leche contra mi falda, otro y otro se me está corriendo encima casi tengo un orgasmo solo de verlo mientras rozo contra él mi s pezones duros, el semen me cae entre los dedos, ha sido una corrida monumental, me agarra el culo y me aprieta contra si, trato de retirarme pero noto como se limpia la polla contra la tela de mi falda a la altura de mi entrepierna y lo dejo, frota mi sexo contra mi mientras se apagan sus últimos gemidos en mi cuello, me saca del trance un beso que me da en el cuello, me recorre un escalofrío y suelto su pene que comienza a languidecer, me miro la mano llena de semen espeso y me acabo limpio den mi falda, cojo mi portátil y me marcho sin mirar atrás. En mi habitación me miro al espejo estoy sonrojada y muy excitada, me desnudo mientras llamo a mi esposo, le pido que se conecte al Skype y que se masturbe para mi enfocando sólo su miembro, que lo necesito, y mientras lo hace me masturbo extendiendo el semen de mi falda por mis pecho y mi vientre, tuve varios orgasmos seguidos aquella noche.
Reviews
Your review
Excellent
Good
Regular
Bad
Regrettable
NOTE: In order to add favorites, rate and post reviews you must login or create a new account if you are not registered.
0 published reviews