X
This website uses its own and third-party cookies to provide our services and display advertising related to your preferences. If you close this window by pressing the 'X' button, we consider that you do not want to see this message again
Password
Username
Loli (3ª parte)
Author: 
Confesiones
04-Oct-2019
105
Loli (3ª parte)
Para un servidor, hoy en día, no hay nada más excitante y morboso que pescar en corral ajeno... por suerte, hay infinidad de preciosas mujeres en donde la monotonía entro un día en sus matrimonios por la puerta y el amor junto con el deseo salieron por la ventana.
Pese a que nos comunicábamos casi a diario mediante correos electrónicos (mucho mas seguro que el teléfono teniendo en cuenta de que su marido no sabia nada de informática), nuestro siguiente encuentro fue completamente fortuito en pleno centro de la ciudad…

Ambos estábamos de compras, en mi caso buscando unos pantalones y unas esposas para un jueguecito que quería montarme precisamente con mi preciosa y casada vecina…

-¿A que andas?- la pregunte mirándola descaradamente las tetas…

-¡Pues reponiendo las bragas que me rompe el cabron de mi vecino y buscando unos leggings!- me contesto riéndose…

-¿Leggings?... ¿Y eso que coño es?- la pregunte pues no tenia ni idea de que se trataba…

-¡Si hombre… unas mallitas de esas ajustadas para ahora que llega el buen tiempo!- me contesto señalándome a una chica que pasaba y las llevaba…

-¡En ese caso te acompaño… con ese culito que tienes, te tienen que quedar de vicio!- la conteste torciendo la mirada para sacarla una sonrisa…

-¡Vale, como quieras… sígueme pero no de demasiado cerca, podríamos encontrarnos con algún conocido del barrio!- me contesto antes de echar a andar sonriente sabiendo exactamente en donde tendría clavada mi mirada…

El breve paseo detrás de ella hasta la tienda en la que entro me sirvió para comprobar que ciertamente no pasaba desapercibida entre la multitud, viendo a mas de un tío girándose para mirarla o decirla algo mientras pasaba…

-¿De que color las quieres coger?- la pregunte acercándome a ella junto a un expositor…

-¡Negras… combinan con todo!- me contesto…

-¡Te quedarían mejor unas blancas!- la conteste imaginándomela…

-¡Si claro… y a ser posible sin ropa interior!- me dijo riéndose…

-¡Pues la verdad es que no esta mal pensado… de echo, si te las compras, yo te las pago, ya que te las pondrías para mi!- la conteste viendo como me miraba entre sorprendida y divertida…

-¡No gracias… en todo caso, si quieres, me las llevo al probador para que veas como me quedan, pero ni de coña me las pienso poner sin bragas, ni para ti, ni para nadie!- me dijo como si fuera algo tan evidente como el respirar…

Para cuando entro al probador con ambas mallitas (leggings), ya tenia muy claro lo que tenia que hacer para conseguir lo que me había propuesto…

-¡Si con las negras ya estas para “empotrarte”, miedo me da verte con las blancas!- la dije cuando me abrió la puerta para que observara como la quedaban las mallitas negras…

-¡Vale… pero las manos quietas!- me contesto sonriendo sabiendo incluso mejor que yo que aquellas mallitas la quedaban como anillo al dedo…

Para cuando volvió a abrir la puerta del probador, ya estaba mas que preparado para actuar, empujándola con firmeza contra la pared para comerla la boca al tiempo que la encajaba la mano entre sus piernas para acariciarla el coño por encima de la fina tela de las mallitas… no se resistió, es mas, de inmediato se abrió de piernas mientras respondía ardorosamente al morreo…

Enseguida note como me tocaba el paquete con una de sus manos, momento en el que deslice mi mano por el interior de las mallitas para ladearla las bragas y acariciarla la raja escuchando sus primeros ahogados gemidos… por un momento pensé en follarmela allí mismo y estoy seguro de que ella lo estaba deseando, pero si mi plan funcionaba como esperaba, no terminaría el día sin tirármela…

La, digamos, “señal”, que estaba esperando para actuar llego poco después, cuando empezó a mover las caderas buscando un contacto mas intenso con mis dedos… fue entonces cuando la hice girarse frente al amplio espejo del probador para bajarla las mallitas hasta las rodillas y seguidamente arrancarla las bragas como si fuera a follarmela allí mismo, viendo como ella misma apoyaba sus manos sobre el espejo y levantaba el culo esperando ansiosa una polla que por supuesto no llego, pues me gire para coger de una silla todo menos su bolso antes de salir del probador…

-¡Te espero junto a la puerta del club marítimo!- la envié como sms a su teléfono móvil ya desde la calle…

En vez de marcharme hacia el club marítimo, espere a que saldría de la tienda para seguirla… por la rapidez con la que salió y empezó a caminar, sabia que no estaba precisamente de muy buen humor, pero pasados los primeros doscientos metros bajo claramente el ritmo… pese a que no podía verla por delante vestida con aquellas ajustadas mallitas blancas que se había obligado a tener que comprar, me imagine que el espectáculo seria incluso superior al que su prieto culito me ofrecía por detrás…

-¡Seguro que tienes que estar disfrutando del paseo con las mallitas blancas… seguro que todos los tíos te estarán mirando descaradamente la raja y el culo!- la envié a su teléfono…

-¡Pues te jodes, por que no llevo las mallitas… cabron!- me contesto bajando aun mas el ritmo del paso mientras escribía…

-¡No me creo que hayas salido en pelotas del probador… es mas, solo te deje las blancas y el bolso a propósito!- la conteste apenas ya a unos pocos pasos por detrás de ella…

-¡Y sin las putas bragas cabron… que se me ven “hasta las ideas”!- me contesto prácticamente parándose para escribir, señal de que no estaba tan incomoda como pretendía hacerme creer…

-¡No seas hipócrita… te conozco ya lo suficiente como para saber que te gusta sentirte observada y deseada… seguro que estas chorreando sintiendo a todos esos tíos follandote con la mirada!- la envié justo mientras un tío la decía una obscenidad al pasar a su lado…

-¡Pues si… es cierto… me encanta y me excita que me miren así… pero te recuerdo que ya estaba “chorreando” en el probador y pasaste olímpicamente de mi!- me contesto deteniéndose al lado de una parada de autobús, señal de que la conversación la estaba gustando tanto o mas que las miraditas…

-¡Que me vas a contar que no sepa, me la pusiste como el cemento putita, pero sabes igual que yo que te habrían escuchado… por eso pensé en hacerte esta jugada y marcharnos después a una pensión donde podrías gritar todo lo que quisieras!- fue mi contestación, viendo como sonreía al leerla antes de ponerse a escribir la respuesta…

-¡Joder tío… no me digas esas cosas… entre lo del probador, las miraditas y ahora tus mensajes… no te haces idea de lo cachonda que estoy!- me contesto con rapidez…

-¿Tan cachonda como para dejar que te rompa tu precioso y prieto culito pedazo de puta?- la pregunte sin dudarlo…

-¡Pues la verdad es que si… la idea de que me rompas el culo me pone un montón!- me contesto tan rápidamente como antes, señal de que no tenia la menor duda…

-¡Entonces busca una pensión cerca, coge una habitación y mándame un mensaje con la dirección… yo me pasare antes por un sex-shop que hay por aquí cerca para coger preservativos lubrificados y algún juguetito mas!- la envié para verla sonreír de oreja a oreja antes de que repentinamente se girara y casi me viera antes de echar a andar a paso ligero visiblemente contenta…

No había pasado ni quince minutos desde el ultimo mensaje cuando me envió la respuesta de que ya me esperaba en la habitación de uno de los céntricos hostales de la ciudad…

-¿Me vas a esperar… o vas a empezar sola?... ¡Si es lo primero, déjate las mallitas puestas!- la comente vía sms…

-¡Intentare esperarte… pero no te prometo nada… creo que en mi vida he estado tan cachonda!- me contesto casi de inmediato, como si estaría esperando mi respuesta con verdadera ansiedad…

Yo tampoco tarde nada en llegar pues tenia claro que si la muy zorra se masturbaba, no es que se la pasaran las ganas de polla, pero quizás cambiara de opinión sobre la idea de que se dejara sodomizar… me abrió nada mas llamar a la puerta de la habitación como si habría estado esperándome justo detrás de la puerta…

-¿Me has esperado?- la pregunte deleitándome la mirada con su espectacular cuerpo cubierto únicamente con las blancas mallitas…

-¡Si… no se como… pero si!- me contesto mientras me abraza y antes de comerme la boca con verdadera pasión…

-¡Vete tumbándote boca abajo sobre la cama mientras me doy una ducha rápida!- la dije mientras la acariciaba sus prietas nalgas a dos manos…

-¡Nada de duchas y nada de esperar mas… quiero sentir tu polla dentro de mi cuerpo y la quiero sentir ya!- me contesto mientras me desabrochaba casi febrilmente los pantalones antes de bajármelos junto con el bóxer…

Desde luego que estaba excitada, de echo la sujete las manos contra mi cuerpo para evitar que se acariciara la entrepierna mientras me comía los cojones, escuchando como empezaba a gemir tan solo con empezar a follarme a placer su garganta…

Cuando al poco rato la aparte para terminar de desnudarme, la falto tiempo para quitarse las mallitas y tumbarse boca abajo sobre la cama, ignorando por completo la bolsa con las cosas que había comprado en el sex-shop… primero unas esposas que cerré alrededor de sus muñecas, ayudándome de mi corbata para poder sujetárselas a un hierro del somier… después la puse sobre los ojos un opaco antifaz para “dormir” que había comprado en una farmacia y finalmente coloque debajo de su vientre un almohadón doblado a fin de mantener sus caderas un poco mas altas que el resto del cuerpo…

Solo entonces me tumbe encima, deslizando mi polla entre sus abiertas piernas para restregársela por todo el coño mientras la comía la boca y la acariciaba con rudeza las tetas…

-¡Métemela cabron… métemela joder… no aguanto mas…!- me dijo entre ahogados gemidos y suspiros…

-¿Por el culo putita?... ¿Quieres que te la meta por el culo?- la pregunte sin dejar de acariciarla y de comerla la boca…

-¡Siii… joooder… por donde quieras cabron… pero métemela de una puta vez…!- me contesto…

No se por que, en el ultimo momento, a punto de colocarme un lubrificado preservativo para romperla el culo, cambie de idea y se la clave hasta los cojones por su caliente y chorreante coño, viendo y escuchando como la muy zorra se corría gritando y babeando de placer, siendo en aquel momento cuando se la saque para colocarme el preservativo con rapidez, abriendo sus perfectas nalgas con mis manos para colocar mi polla a la entrada de su ano y empezar a apretar…

El único sonido que broto de su garganta mientras mi polla se deslizaba cm a cm dentro de su culo fue como el de una rueda deshinchándose, como si fuera incapaz de retener el aire en sus pulmones y lo fuera expulsando lentamente a medida que mi polla entraba dilatando su estrecho conducto anal, deteniéndome con todo el cuerpo bañado en sudor únicamente cuando se la termine de meter por completo, con mis cojones prácticamente pegados a sus nalgas…

-¿Te a dolido mucho?- la susurre inclinándome para acariciar sus tetas…

-¡Si… no… bueno… menos de lo que me esperaba!- me contesto todavía con los dientes apretados…

-¿Y de momento… que te parece?- la pregunte interesándome, mas que nada porque no pretendía que lo hiciera si no disfrutaba con ello…

-¡No se… por el culo es una sensación extraña… y completamente diferente… no me disgusta del todo!- me contesto tras unos segundos respirando con rapidez…

Tras descansar otro par de minutos la quite el antifaz y la deje unos segundos para que su vista se acostumbrara de nuevo a la luz antes de posar una de mis manos con firmeza sobre sus caderas y cerrar la otra sobre su pelo, tirando con firmeza hacia arriba para obligarla a alzar la cabeza y ver su cara de sorpresa al encontrarse frente al espejo que yo había descolgado previamente del baño para colocarlo frente a ella…

-¡Quiero ver tu carita de puta mientras te rompo el culo!- la dije un segundo antes de empezar a joderla…

Las expresiones de su rostro mientras mi polla entraba y salía de su culo fueron como un libro abierto… la primera vez claramente la dolió, pero solo la primera vez… de echo su rostro reflejo una enorme sorpresa justo antes de que un prolongado y placentero gemido brotase imparable de su garganta…

-¡Siii… siii… joder… que bueno… mas fuerte… mas fuerte…!- me gritaba poco después…

Su placer me cogió por sorpresa y tarde un rato en reaccionar pues ciertamente no me lo esperaba… en cuanto aumente el ritmo y la fuerza de las penetraciones prácticamente empezó a aullar y a babear de placer como una autentica perrita con su bonito rostro completamente desencajado, llevándome a joderla cada mas violentamente tan excitado o mas que ella…

-¡Tendrías que ser muy puta para correrte con una polla dentro del culo!- casi la grite a punto ya de correrme de morbo y excitación…

-¡Siii… siii… me corrooo… me corroooo como una putaaaaa!- aulló mientras todo su cuerpo se retorcía de placer prácticamente al mismo tiempo que un servidor también se corría…

Permanecimos bañados en sudor y tumbados casi sin movernos ni hablar durante un buen rato… una caricia por mi parte sobre una de sus nalgas fue recibida a través del reflejo del espejo con una amplia sonrisa… después de comernos la boca, nos duchamos juntos y ya a punto de salir de la habitación mi preciosa vecina me saco la polla para arrodillarse y empezar a comerme la polla…

-¡Ahora si que estamos en paz!- me dijo riéndose un cuarto de hora mas tarde, segundos antes de marcharse, dejándome en medio de la habitación con cara de gilipollas y la polla tan dura como el cemento… ¡¡Maldita zorra!!...

Mi relación con Loli permanece intacta pese al paso de los años… solemos quedar una o dos veces al mes para follar, casi siempre en mi casa y en muchas ocasiones, simplemente por morbo, estando su maridito a unos pocos metros, separado de nosotros únicamente por los tabiques, tomando la única precaución de tirármela siempre tras colocarla en la boca un “bozal” de bola para silenciar sus placenteros gritos, especialmente cuando me pide que la sodomice…
Reviews
Your review
Excellent
Good
Regular
Bad
Regrettable
NOTE: In order to add favorites, rate and post reviews you must login or create a new account if you are not registered.
0 published reviews