X
This website uses its own and third-party cookies to provide our services and display advertising related to your preferences. If you close this window by pressing the 'X' button, we consider that you do not want to see this message again
Password
Username
California blue i
Author: 
Hetero
19-Sep-2019
118
California blue i
Una vida cómoda pero monótona, una visita profesional de alto riesgo....
“Todos los días rezo

Para que yo esté en mi camino

Guardando amor para ti

California azul



Un día de sol

Yo volveré nuevamente

De algún modo, de alguna manera

Pero no sé cuando

California azul



California azul

Aún te extraño

California azul”





Seguro que más de uno os preguntareis a que viene esos estribillos que encabezan mi relato, pero no os preocupéis, tienen su importancia, incluso diría que tienen su puntito de ironía, pues forman parte principal de mi mayor desengaño amoroso y como consecuencia de este, de la dura decisión que tuve que afrontar, sin saber realmente distinguir entonces entre lo correcto y lo conveniente, o para aclararlo, lo que me pedía y me pide el cuerpo y lo que la mente me dictaba y aun me dicta. A día de hoy, ya pasados varios años, la duda me sigue asaltando y los miedos aun me persiguen en ciertos momentos.

Todo comenzó un lunes por la mañana sobre las nueve. Uno de esos malditos lunes, día por antonomasia que cuando se cruza todo, te acaba jodiendo el resto de la semana. El director general me llamó a su despacho y cuando llamaba a alguien, hacerlo esperar era de lo más arriesgado, aunque tanto el como yo manteníamos entonces una buena relación y por que no decirlo, una confianza bastante sólida basada en el trato y el mutuo respeto. A las nueve menos cinco estaba sentado con mi tablet frente a su secretaria. El mismo abrió la puerta y me hizo pasar.

- Siéntate Carlos, tengo la mañana llena de líos y follones, pensaba que tendríamos más tiempo para hablar del tema, pero ya ves, lo tendremos que despachar en media hora como mucho, a ver si saco tiempo y profundizamos más en este jodido asunto, pero al menos te adelanto lo más importante.

- Tu dirás Alfredo, soy todo oídos.- Jodido asunto me había dicho…empezamos bien la semana pensé.

- Te lo resumo y a ver como lo ves tu. El miércoles o el jueves como muy tarde te va a caer un marrón del quince. Que conste que me sabe mal, pero eres de los pocos que me fío para solucionar el asunto y guardar la discreción necesaria. Bien, a ver como te lo planteo…va a llegar una tía de EEUU, viene destinada a España durante un año, por lo visto es un cerebrito, una especie de crack en temas de recursos humanos y optimización del trabajo. Quiero que te encargues de ir a buscarla, le enseñes la empresa y el despacho que ocupará, incluso te pido que la ayudes a encontrar vivienda y todo aquello que necesite para instalarse.- Mi cara supongo que era un poema, el, que no tiene un pelo de tonto, me levantó un dedo pidiéndome silencio.

- Lo se…lo se…déjame terminar, que ponga de criada y de cicerone de la americana a mi jefe de ventas es tan vergonzoso que me he tenido que tomar dos carajillos antes de hablar contigo para darme valor. Mira, por tu cara te estarás preguntando que coño tiene que ver esto contigo, pero aun no sabes lo mejor, la tipeja esa es la hija de uno de los principales accionistas de la matriz, encima, tengo entendido que es una hija de puta de mucho cuidado que ya se ha pasado por la piedra a plantillas completas y no me refiero a que se los haya follado a todos, ojalá fuera eso, es que los ha ido echando a la calle en cuanto no le han seguido la corriente o no han rendido lo que ella esperaba.

-¿Te vas ya haciendo a la idea?, tenemos un marrón muy marrón, más bien tirando a mierda y huele igual de mal, como se le crucen los cables a la cabrona esa, estamos jodidos. Ha estado en Canadá, en Londres y en Italia y te puedo adelantar que ha hecho una escabechina con el personal, especialmente en Italia, donde se ha cebado a base de bien, se ve que los italianos no curraban demasiado o no lo hacía como a ella le gustab y se puso como una fiera.

-La cuestión es que la matriz está que revienta de gusto porque los números y los beneficios se incrementan exponencialmente cuando la Atila esta de los cojones arrasa con todo en las delegaciones, a pesar de las compensaciones y los despidos, les salen de sobra las cuentas. Todo el mundo que sobrevive al tsunami, se ponen las pilas y rinden como coches de carreras.

Se recostó en su sillón con cara de vinagre y encogiéndose de hombros me dio a entender que todos, incluido el, estábamos en peligro.

- Vaya plan, me he quedado un poco acojonado jefe y a mi la sensación de estar acojonado me jode un montón, por eso mismo procuro tenerle miedo a muy pocas cosas en mi vida. En fin, no se como nos va a salir el tema, pero me acaba de colocar un escorpión encima de mi mano y es muy posible que me acabe picando. Supongo que la parte “es hija de…” es precisamente el secreto que tenemos que guardar mejor de todos o rodarán nuestras cabezas ¿verdad?.

- El escorpión nos puede acabar picando a todos, no lo dudes ni por un momento. Lo que te he contado de que es la hija de…, solo te pondré un ejemplo, en Canadá, a pesar de la advertencia, al consejero delegado se le fue la lengua y en menos de una semana tenía el cese encima de su mesa a pesar de ser un tío de lo más competente..

-Oye Carlos, esto es muy serio, tu te ganas la vida de puta madre y yo aun me la gano mejor, no creo que tengas muchos problemas en encontrar otro trabajo con tu edad, tu valía y tus contactos, aunque si que te va a costar encontrar uno con el sueldo y los bonus que ganas aquí, pero yo estoy en el filo de los cincuenta y tantos, como me eche a la calle, me va a joder bien jodida la vida. He ganado mucho pero también tengo el tren de vida muy alto y tres hijos estudiando en universidades que me cuestan una pasta. ¿Nos entendemos? Bien, aquí tenemos buenos ratios de beneficio y rendimiento, pero con una liquidadora como esta, porque esta no te engañes, esta se dedica a limpiar empresas o mejor dicho, las plantillas de esas empresas, nunca se sabe como acabará la fiesta.

- Pero yo ahora estoy hasta las cejas de trabajo, tengo a todo mi departamento metido en promociones y presentaciones con los clientes, me necesitan, es importante que esté al pie del cañón joder, no puedo perder tiempo haciendo de chico de los recados para esa tía.

- Lo entiendo, que conste que me sabe muy mal usarte para esto, escúchame una cosa, que Antonio y José se pongan las pilas y se mojen más en todo tu trabajo, son los jefes de equipo, tus manos derechas y ambos van a tener que echarle huevos al asunto, tu tienes que poder estar al menos un par de semanas merodeando cerca de ella, pues resulta que es costumbre suya que uno de los talentos de la empresa la apoye y la ponga al día en todo aquello que necesite. Y te ha tocado macho, espero que tus encantos la derritan o al menos tu capacidad laboral la sorprenda gratamente, aunque te aconsejo que tengas los pies de plomo, piensa que una como esa, se las sabe todas.

- Te paso algo de información, confidencial como imaginas, para que te hagas una idea de la niña. Por lo poco que se y a penas se nada, esta historia me la contó uno de los delegados que trabajaron unos años en la matriz y al que he sonsacado bajo promesa de discreción total, parece ser que ya de adolescente estaba considerada la oveja negra de la familia, y eso que era la única hija. Durante unos cuantos años se escaqueó de los padres, largándose a algún otro punto del país, dando tumbos de aquí para allá, la familia con un cabreo del veinte, no le pasaban un duro para hacerla volver. Estuvo desaparecida siete años, fíjate hasta que punto despareció del mapa que los padres tuvieron que contratar detectives para buscarla sin demasiada suerte por cierto, sabían que estaba viva, pero poco más, les dio esquinazo una y otra vez. Como es lógico, padres estaban desesperados.

-Un día con veintiocho años, diez después de esfumarse del mapa, apareció tan fresca frente a la mansión de sus padres conduciendo un mercedes de 200.000 mil dólares, con una carrera de económicas con matrícula de honor y un master en auditora de cuentas, imagina la cara de tontos que se les quedó a todos. Total que al año era ya parte del staff o lo que es lo mismo, estaba las órdenes directas de los cinco socios mayoritarios y aunque te creas que fue por enchufe, que lo fue, en dos años redujo un 9% de gastos globales e incrementó el beneficio en un diez por ciento. O sea que, será la hija de quien sea, pero es brillante y tenaz, sabe más que un ratón de campo.

Salí de su despacho con la boca seca y el ánimo bastante alterado. A mis treinta y dos años había conseguido llegar a un nivel de prestigio importante, tanto en España como en ciertas partes de Europa y mis altos ingresos eran prueba de ello. Pero no sabría decirlo, sentía sobre mi cabeza la punta de una espada de Damocles que me empezaba a perforar el cerebro.

Llegué a mi apartamento bastante alterado, no paraba de darle vueltas al asunto. Os confesaré que entre otras aficiones, tengo desde hace años una amplia colección de cine X de todos los géneros, incluso poseo cientos de películas de los años sesenta y setenta, sobre todo de cine americano y europeo. Ya se…quedaría mejor decir que mi videoteca es sobre los grandes clásicos del cine, pero a cada uno le va lo que le va.

Cuando me apetece, me pongo a ver alguna aunque no lo hago para cascármela como un mono como se puede intuir, tengo varias “amigas profesionales” o putillas eventuales a media jornada que colaboran con mis placeres. Siempre son sin chulos conocidos, ni trabajos en bares de alterne. Habitualmente son estudiantes que se pagan la carrera haciendo trabajitos de ese tipo, alguna separada que está cañón y que cobra por follar o alguna ama de casa de buen ver que saca para sus caprichos lo que la economía familiar no le proporciona. Vienen, me hacen un par de mamadas mientras visiono alguno de los films y hasta luego chicas.

Nunca follo, esa es mi norma, prefiero una buena comida de polla con corrida en la boca a tener sexo solo por descargarme dentro de ellas, mejor si se las follan otros. Desde que a mi chica tuve que darle pasaporte porque me los estaba poniendo bien hermosos cuando me encontraba viajando, no he vuelto a tener pareja estable.

Tengo amigas, conocidas con las que de vez en cuando nos llamamos, cenamos y echamos unos polvos, pero nada de compromiso, mi corazón está cerrado a cal y canto, supongo que aun no me he recuperado de la cornada que me dio mi infiel novia, y eso que según ella, yo era el hombre de su vida. Que gracia me hacen esas frases grandilocuentes, menos mal que lo era, si no llego a serlo, supongo que se habría atrevido a montar una orgía cada vez que yo saliera con la maleta por la puerta.

Se por terceros que está arrepentida y que daría cualquier cosa por volver, seguramente porque en su vida privada le ha ido de mal en peor, pero ella aun puede presumir de tener vida privada joder, porque lo que es yo, vida privada a penas tengo.

Noto incluso la sensación absurda de que para mi, ella se ha muerto y quizás aun la estoy inconscientemente guardando duelo. No digo que ella fuera la única culpable, porque yo tengo mi parte de culpa obviamente, tantos días fuera, tantas reuniones, tanto de aquí para allá, pueden desgastar hasta dejar en los huesos a una relación.

Pero a pesar de todo, yo nunca la engañé, quizás porque ni siquiera tenía tiempo para hacerlo ahora que lo pienso. Es muy posible que me haya convertido en un cínico incurable con el corazón de piedra. Tres cornadas consecutivas en ochoaños con las tres parejas que había elegido como candidatas a ser la futura madré de mis hijos, convierten en un cínico profesional a cualquiera.

Y aun más siendo como soy y teniendo la posición económica que tengo. Si eres un albondiguilla y no tienes muchas posibilidades, pues te jodes y sigues con las orejas gachas, pero si eres supuestamente un tío bien parecido y con pasta, joder, tu moral, tu amor propio, tu confianza en esos asuntos queda jodida elevando esa jodienda a la quinta potencia.

- ¿María? Hola guapa, soy Javier, ¿como lo tienes hoy para hacerme un buen masaje?

- Bien, estaba ya harta de estudiar, ¿a que hora vengo?.

- Vente a las siete, antes me quiero dar una ducha y ponerme cómodo. ¿Puedes?.

- Vale guapo, a las siete nos vemos.

María es una estudiante de tercero de veterinaria que se saca un dinero extra importante haciendo de puta en sus ratos perdidos. Bonita y coqueta, rubia de bote, metro sesenta y cinco, bien de tetas y mejor de culo, pero sobre todo con un arte mamatorio entre notable alto y sobresaliente. Además, tiene unas manos portentosas para dar un buen masaje relajante.

Primero masaje, luego mamada, un poco de descanso, una copa compartida y mamada final. Limpio, rápido, directo al grano y luego, cada mochuelo a su nido. Yo satisfecho, relajado y bien mamado, ella contenta y con más dinero del que empezó por la mañana por habérsela comido a un tío al que tampoco le desagrada trastearlo, yo las trato como si fueran colegas de fiesta y no como objetos o profesionales. Ellas me corresponden sintiéndose relajadas, cooperan de buen grado y son cariñosas conmigo.

Si alguien quisiera juzgarme, se quedaría un poco pensativo y sorprendido ante la postura que tiene sobre estos temas un tipo que está francamente bien de cuerpo y cara, moreno y ligeramente bronceado gracias a mis aficiones acuáticas, sobre el metro ochenta y siete, ojos marrones y cuerpo definido aunque sin tampoco exagerar, últimamente me ha salido un poco de barriga que ya estoy corrigiendo. Además hay que contar con el plus de un buen trabajo, un apartamento grande y lujoso, un coche que sin ser un mega-caro-deportivo, tiene su puntito y me sirve para destacar en el asfalto.

Lo se.. lo se….se que estáis pensando ¿ que coño hace este idiota acudiendo a prostitutas? ¿Es que es un negado incompetente para los temas de ligoteo o simplemente cuando abre la boca la caga? Bueno, por partes, nunca se me dio mal llevarme a una mujer a la cama, de hecho siempre he tenido bastante facilidad, como tampoco he tenido dificultad en establecer una relación más seria, pues he convivido con cuatro parejas bellas y llamativas. Eso si, ninguna me ha durado más de dos o tres años. Siempre se ha jodido por lo mismo, trabajo, trabajo y trabajo, poco tiempo para ella, desespero de la chica, celos pensando que yo me acostaba con otras, rencor debido a esas sospechas, para acabar vengándose de mí o simplemente buscando fuera de casa, lo que no encontraban dentro. Luego, a toro pasado, cuando ya se ha ido todo a la mierda, comienzan las explicaciones, los arrepentimientos, el intentar reconstruir la confianza perdida como si fuera posible reconstruir con loctitte un fino jarrón de cristal de Murano que se ha hecho mil pedazos y creer que se puede conseguir sin que se aprecien las fisuras.

Ahora estoy en una fase muy pasiva, sin buscar nada ni nadie, solo citas puntuales, sin ilusionarme ni ilusionarlas a ellas. Y de vez en cuando, sexo profesional con mujeres escogidas y para temas muy concretos. Hoy era uno de esos días.

María llegó puntual, le abrí la puerta vestido con un albornoz de ducha, me dio dos besos en las mejillas. Eso de besarle la boca, como que no, se lo dejo al novio que el pobrecito no tiene ni idea de cuantas se mete dentro al año su tierna novieta. Seguro que yo habré besado algunas bocas que venían de mamar otras pollas, pero ojos que no ven….pues eso, pero besar sabiéndolo, es ser un poco masoquista.

La acompañé al dormitorio. Hablamos brevemente de sus estudios, de cómo le iba la vida, de temas generales sin profundizar demasiado en ellos. Coloqué un dvd en el lector con una cita de Bukake alemana que era la hostia en vinagre y extendí encima de mi cama una gran toalla que usaba para estos menesteres.

Me tumbé boca a bajo desnudo encima de la toalla, con mi cabeza en dirección a la enorme pantalla plana que tenía colgada en la pared. Le di al play. Me encendí un porro y me puse cómodo. María entró ya cambiada, con un conjuntito muy sexy de color morado que no dejaba a penas nada a la imaginación, medias a conjunto y zapatos de tacón quilométricos. Se sentó junto a mi cara y quitándome el porro le dio unas cuantas caladas profundas mientras observábamos como una morena tetona en tanga, con grandes botas de plataforma y de rodillas sobre un cojín, iba chupándole la polla por orden a toda una jauría de tíos, les daba unas cuantos lametones, se la mamaba unos instantes y… “que pase el siguiente”.

- ¿Crees que esa la chupa mejor que yo?- Me preguntó con una sonrisa pícara en la cara.

- Imposible, tiene tantas que chupar que por mucho que se esmere, ni tiene tiempo ni ganas de de hacerlo, imagina, por lo menos hay veinte tíos esperando darle biberón. Tu en cambio, solo me tienes a mi querida, todo tuyo y a tu disposición. Puedes seguir demostrándome una vez más que con una polla en la boca, eres toda una virtuosa de las mamadas. No la cambiaría por ti.

- Venga, me acabo el porro y te voy a dar un buen masajito que te veo un poco tenso como si te hubiese dado alguien una mala noticia o te hubiesen hecho una putada.- Joder con María, que intuición tenía la nena. Si tú supieras el marrón que me ha caído encima.

Se acomodó sentada junto a mis pies y empezó a untarme de aceite con mucha suavidad y delicadeza las dos piernas y la espalda. Cuando acabó de dejarme más brillante que una bola de billar, se plantó frente a mi cara y se fue desnudando mostrándome su coñito recortado a pocos centímetros de mi nariz, tapándome intencionadamente con su cuerpo lo que yo observaba por la pantalla. Me enseño un dildo negro, grueso y brillante que se había traído. Con vocecilla de niña pequeña me recriminó que como yo no me la follaba nunca , se había traído a un amigo para que su coño no estuviera tan solo y vacío. Me hizo reír, María siempre me sacaba una sonrisa. Supuse que se pondría de forma que fuera yo quien acabara metiéndole el dildo.

Empezó a masajearme usando su cuerpo, sus tetas la dejaba apretadas contra mi nuca y luego se iba deslizando lentamente haciéndolas recorrer por toda mi anatomía hasta llegar a mis gemelos, ahí paraba un instante, empezaba a subir de nuevo y cuando estaba con su boca a la altura de mi ano, se detenía un momento y me pasaba la lengua por mi agujero lamiendo con delicadeza la sensible zona e incluso punteándolo con la lengua.. Después, reemprendía el camino ascendente para acabar donde había empezado. En esos momentos, mi polla estaba ya intentando perforar el colchón, la tenía tan dura que me dolía de la presión. La morena del bukkake seguía a lo suyo, estaba recogiendo con su boca las corridas de varios a la vez y las escupía dentro de una gran copa de helado que poco a poco se iba llenando de esperma.

María me hizo un trabajo de masajista profesional, cuando consideró que ya estaba bien de tanto sobeteo, me giró boca arriba con lo que la morena del bukkake quedó boca a bajo, como si fuera una astronauta en gravedad cero comiéndose las pollas. Me hizo gracia la escena, era surrealista.

Se centró en mi polla y testículos, pasándome por la zona su lengua como si fuera su postre favorito, comenzó una lenta mamada en la que poco a poco fue consiguiendo tragarse gran parte de mi rabo mientras se dedicaba a amasarme las pelotas con maestría. Minutos después me dejé ir, ella aguantó toda la descarga sin dejar de mamar hasta que la leche empezó a escurrírsele por los labios y bajar por el tronco formando pequeños depósitos sobre mi pubis. Al ver que me estremecía y empezaba a retorcerme por tener muy sensible esa zona, paró de chupar y la mantuvo dentro de su boca hasta que me quedé totalmente relajado.

La del Bukkake, según pude fijarme, estaba en un primer plano en esos momentos bebiéndose la copa llena de leche hasta los bordes. Ponía cara de satisfacción aunque probablemente se le estuvieran revolviendo las tripas por dentro. Eso de tragarse de una vez el contenido equivalente a una coca-cola en semen proveniente de veinte o treinta desconocidos, debe de ser de lo más asqueroso y humillante.

María se limpió los labios con un pañuelo de papel y se recostó sobre mi estómago mirando también como la morena tetona se colocaba de espaldas y con las piernas abiertas sobre una mesa para facilitar que se la metieran. Un tío con una polla enorme la penetró de un solo golpe haciéndola rugir, dos más se colocaron junto a su cabeza y empezaron a cascársela hasta que se le corrieron en la cara mientras el Pinocho rubio le daba unos pollazos de que daban miedo.

- No se como te pueden gustar estas escenas. Es todo tan exagerado, tan pervertido que hasta a mi me parece un exceso. -Me comenta María con su mirada fijada en la morbosa secuencia.

- Joder María, a mí que tu te enfundes como me has contado tu misma, un guante gigante hasta el sobaco y metas el brazo entero por el coño de una vaca también me parece de lo más asqueroso, pero supongo que como futura veterinaria tendrás que hacerlo. Ella es igual que tú, solo que en vez de meterle el brazo por el culo a una vaca hasta la axila, se traga la leche de tropecientos tíos que previamente han tenido que presentar un certificado médico descartando ETS para poder hacer la escena, trabajo por la que ella se debe de llevar una buena pasta. Yo me bebo todas la mañanas un vaso de leche y si me paro a pensar en como es una vaca de cerca, como le cuelgan las tetas o como tiene el lomo lleno de mierda y el cuerpo lleno de moscas, seguro que no vuelvo a probar la leche en mi vida.

-Jajajajaja….touché, si tienes razón, depende del punto de vista de cómo se miren las cosas, voy a buscar un trago, ¿Qué te apetece?.- Se levantó y aproveché para sobarle bien las nalgas y pasarle mi dedo por su rajita húmeda y caliente. Ella me facilitó la maniobra, con sus manos se las abrió dejándome ver un primer plano excelente. Le estimulé el clítoris y me acordé del consolador que había traido.

Ella se colocó en posición y yo me puse a repartir por la tranca de goma una buena capa de lubricante. Se lo fui introduciendo hasta que su tope quedó apretado contra sus labios mayores, entonces la hice ponerse las braguitas.

La escuché trasteando en el mueble bar, una pequeña barra con dos taburetes que adornaba una de las esquinas del salón. A los pocos minutos se sentó junto a mí, se acomodó moviendo repetidamente las caderas, supongo que la punta del dildo en esos momentos le estaba presionando el estómago.

La morena del Bukake estaba a horcajadas sobre un tipo tumbado en una colchoneta, la estaba penetrando por el coño mientras otro en cuclillas, se dedicaba a follársela por el trasero sin contemplaciones. Un tercero de pie frente a su cara, un negrato de por lo menos dos metros y ciento cincuenta Kg, con un rabo largo y negro como una porra de policía la obligaba a tragarse ese pollón en medio de las babas y arcadas que ella sufría. Aquella escena era ya el despelote total.

María se puso de rodillas, se apartó las bragas dejándome el culo a su alcance y empezó a mamarme de nuevo la verga. El dildo empezó a escurrirse de su vagina debido a las contracciones que le producía intentar imitar a la protagonista del vídeo, tratando de tragarse mi polla hasta las pelotas. Detuve su salida y volví a metérselo hasta el fondo. Luego inicié un veloz mete y saca que la hizo empezar a retorcerse y dar pequeños botes mientras intentaba seguir dándome placer. Sabía que estaba muy caliente, a punto de correrse así que decidí concentrarme en correrme yo ayudándola con golpes rítmicos de mi cadera. Cuando escuché los gemidos y gorgoteos que le estaba produciendo el orgasmo con el dildo en lo más profundo de su coño y mi polla clavada en su garganta, le sujeté la cabeza con la otra mano y me vacié dentro de su boca. Ella siguió chupando y gimiendo con el consolador clavado en su vagina. Se derrumbó de costado tosiendo y sorbiéndose los restos de semen que le habían salido incluso por la nariz.

-Que cabrón eres Javier, me has hecho tragarme toda la corrida, creo que me ha salido leche hasta por la nariz.- A pesar del comentario, sabía que le había gustado. Se estaba sonando y limpiándose los labios con media sonrisa en su carita de putilla viciosa.

- Ya…¿y el dildo?. Porque no me negarás que te he hecho un trabajito de los buenos, te has corrido como una perrita en celo querida.

- Joder, anda que no, me he pegado una corrida de puta madre y eso que has hecho al final de empujarlo hasta el fondo y aguantarlo allí ha sido la hostia, mientras me soltabas chorro tras chorro de leche. Me ha gustado, tenemos que repetirlo. A ver si un día te quitas esos escrúpulos de encima y me follas bien follada de una vez. Piensa que me cuido, este mes por ejemplo, solo he hecho cinco servicios con gente de confianza. Igual te vas de cena con alguna amiga y ese día se ha pasado por el coño a un desconocido que le ha dejado hacerla de todo.

- No te quito la razón, mira, quizás la próxima me involucre a fondo, pero solo si me dejar follarme también tu culito,

- Ya veremos, eso solo le dejo hacerlo a mi novio, es mi forma de compensarle por ciertas cosas que no sabe ni debe de saber nunca, tu me entiendes ¿no?.

- Perfectamente, por mi estate tranquila, soy una tumba, ni siquiera te reconocería si nos cruzamos y el está junto a ti.

- Gracias guapo, me doy una ducha y me voy vistiendo.

Me fijé de nuevo en el vídeo, la escena final consistía en un primer plano en el que la tetona mantenía las piernas abiertas mostrando como de su coño y de su culo iban saliendo unos pequeños regueros de leche. Sonriente, ponía a la cámara una cara de viciosa total y para rematarlo, se pasaba la lengua por los labios recogiendo con ella los restos de las muchas corridas que le llegaban impregnar incluso la melena. Apagué el dvd, me dirigí desnudo hacia el baño. Encima de la cama, junto a sus medias habían varios billetes de cincuenta euros.

Continuará………
Reviews
Your review
Excellent
Good
Regular
Bad
Regrettable
NOTE: In order to add favorites, rate and post reviews you must login or create a new account if you are not registered.
0 published reviews