X
This website uses its own and third-party cookies to provide our services and display advertising related to your preferences. If you close this window by pressing the 'X' button, we consider that you do not want to see this message again
Password
Username
La esposa necesitada (10ª parte) final
Author: 
No consentido
16-Sep-2019
152
La esposa necesitada (10ª parte) final
Con esto se cierra la historia de Bea, aunque podrái ser retomada no queria alargarlar indefinidamente. Espero qeu os guste el final.
Bea estaba tumbada boca arriba en la cama. Era Lunes ese dia era libre, asi que se había tenido que quedar otra vez en casa de Nacho y Juan. La cama sonaba en cada embestida de Juan mientras se la follaba, la tenia agarrada por los brazos y empujaba con todo su cuerpo cada vez que la penetraba. Ya no sabía cuantas veces se había corrido, pero ya no ercordaba un dia en que no se la hubieran follado todos.

Juan terminó de correrse dentro de ella y la dejo tirada en la cama. Se fue al salón donde estaban los demás y Pedro le relevó.



Mientras Pedro se la seguia follando el resto comenzaron a hablar de su ultima jugada



Nacho: bueno ha llegado el día, antes de lo de esta noche, habra que hacer algo no?

Juan: si claro, que se os ocurre?

Maria: a esta guarra hay que hacerle algo que no pueda olvidar...pero ya poco nos queda!



Estuvieron discutiendo durante un rato mientras oian como Bea gemia en la otra habitación. Al cabo de un rato ya habían pensado como hacerlo.

Esperaron a que Pedro terminara con ella, y cuando dejaron de oir los gemidos de los dos entraron en la habitación. Bea estaba tumbada en la cama, tenia los ojos cerrados y las piernas abiertas, los brazos extendidos como si estuviera durmiendo, Pedro se había corrido en su cara y le había cubierto un ojo y parte de la frente, así que Bea no trataba de abrirlos.



Entonces Paul se acercó y empezó a morderle los pezones, mientras con la otra mano le acariciaba el clitorís. Bea reaccionó con un pequeño gemido y moviendose lentamente, como si estuviera despertando. Paul comenzó a comerle las tetas con ansia mientras aceleraba las caricias en su clitoris, Bea empezaba a arquearse. Los demás miraban excitados la escena.

Paul se bajó los pantalones y su enorme polla tiesa salió como un resorte. Se tumbo encima de Bea y empezó a penetrarla. Bea seguía con los ojos cerrados, pero se notaba que disfrutaba con cada penetración, ya que se movía con él.

Paul la levantó y la cogió en brazos sin sacarle la polla en ningún momento, la llevo agarrada a su cuello sin dejar de follarsela al salón, Bea seguía gimiendo. Nacho se acercó por detrás, sebajó los pantalones y sin mediar palabra le metió su polla por el culo. Pedro subía y bajaba a Bea mientras las dos pollas le entraban a la vez. Estaba agarrandose con todas sus fuerzas al cuello de Pedro debido a los espasmos que le estaban dando en el cuerpo.

Bea gritaba como una puta, estaba disfrutando más que ellos; no podía aceptarlo, pero se había convertido en una adicta.

Paul no pudo más a los pocos minutos, y se corrió dentro de ella. El semen le resbaló por las piernas, pero siguió aguantadola hasta que Nacho hizo lo propio en su culo. Le chorreaba semen de sus dos agujeros por las piernas hasta los pies.



Cuando se relajaron la dejaron de pie en medio del salón y Juan la dijo:



Juan: sonrie a la camara!



Bea se apartó el semen de la cara como pudo y abrió un ojo y vió que Juan sostenía la camara de nuevo en la mano, la debía de haber estado grabado todo el tiempo.



Juan: bueno, venga vamos a comer. Después preparate que nos vamos, asi que date una ducha y limpiate, aunque no hace falta que te vistas!

Bea se ducho mientras los demas comian algo. Salió del baño todavia desnuda y salió al salón. La indicaron que esperara pero no la dijeron nada de vestirse, asi que esperó viendo la tele. Cuando se estaban preparando para irse, Juan se acerco a Bea:



Juan: ven aqui que vamos a decorarte mejor



Entonces le cogió los piercings de los pezones y se los quitó, sacó unas pequeñas arandelas y se las puso una en cada pezón. Despues sacó una pequeña cadena y se los unió.



Juan: mas manejable asi! -mientras le tiraba un poco de la cadena, Bea al notar el tirón en los pezones se echaba para adelante como una marioneta.



Sacó una cazadora vaquera y se la puso, era suficientemente larga como taparle has un poco más abajo de los muslos, pero si se agachaba se le veia todo.



Nacho: venga vamonos.



Bajaron a los coches y se fueron. Estuvieron conduciendo un rato hasta que Bea vio que se dirigian a un conocido parque de botellones. Desde que anochecia hasta altas horas de madrugada había grupos de chavales bebiendo en ese parque y pasandoselo bien, ya estaba anocheciendo asi que ya empezarían a llegar.



Aparacaron y cogieron un sitio en el parque. Una de las mesas que había estaba libre todavía, ya que no había demasiado movimiento. Empezaron a sacar las botellas de alcohol y refrescos. Bea miró alrededor y vió que en el resto de mesas ya había mas grupos de gente, pero todavía no estaba lleno. Solian juntarse muchos grupos alrededor de las mesas y en el suelo hasta que no cabían más.



Empezaron a beber y a hablar entre ellos. El grupo de la mesa más cercana enseguida se fijó en como iba Bea vestida, ya que no cuadraba mucho, hacía muy bueno y esa cazadora parecia salida de tiempo. No dejaban de mirarla y cuchichear.

Estuvieron así un rato hasta que uno del grupo aprovechó un momento en que Bea estaba llenando el vaso y se acercó:



Chico: hola guapa, oye no te da calor esa cazadora? Deberías quitartela.

Bea: no gracias estoy bien asi - dijo Bea cortante

El chico insistió: pero de verdad que mira que calor hace, no ves que todas las chicas estan en tirantes? que pasa que eres vergonzosa?



A todo esto Juan ya había visto la escena, y entonces intervinió



Juan: mira tio, hemos pagado nosotros por ella y esta con nosotros, si la quieres tendrás que pagar tu también.

El chico se quedo algo cortado, y Bea miro a Juan sorpendida



juan: si es una puta, que pasa! La hemos traido para luego, pero si quereis nos pagais algo ahora y podeis disfrutarla aqui con nosotros.



El chico dijo: Bueno vale, pero a ver por lo que estoy pagando.

Y entonces le abrió sin miramientos la cazadora, inmediatamente quedaron al descubierto sus tetas con la cadena colgando entre sus pezones y su coño perfectamente rapadao.

El chaval dijo: hostias! Menudo pivón! Cuanto quieres?

Juan: hombre estoy pensando, que mira como tampoco queremos exprimiros hacemos una cosa, os la follais, y si conseguis que se corra mientras os la estais follando ese no paga, si no pagais cada uno. Si se corre o no lo juzgaremos nosotros, que ya sabemos bastante bien como lo hace -y guió el ojo a Bea-



El chaval aceptó sin dudarlo! Habló con el restos de sus amigos y se acercaron todo al grupo de ellos. Bea seguía con la cazadora abierta así que el resto de chavales cuando se acercaron no dejaban de mirarla. Juan les dijo que lo hicieran alli mismo, y quitaron las cosas de la mesa para dejar el bacno y la tabla de la mesa libres.



El primer chaval se lanzó sobre las tetas de Bea, empezó a chuparselas como si quisiera exprimirlas y jugaba con los piercings de sus pezones con su lengua. Con una de las manos le acariciaba el coño y el clitoris. Bea estaba un poco sorprendida, en 2 minutos había pasado de estar bebiendo tranquilamente a estar siendo sobada por un desconocido.

El chaval la sentó en la mesa y le abrió las piernas, se agacho un poco y la empezó a comer el coño. Bea estaba ya excitandose, intentanba pensar en otras cosas para no excitarse mucho, no quería que encima de que la hicieran pasar por prostituta pensaran que le gustaba! Pero el chico le estaba comiendo el coño muy bien.

Estuvo así unos minutos y luego se puso de pie, se bajó los pantalones y dejó ver una erecta polla, no muy grande, pero totalmente dura y a punto de explotar.

Sin decir nada se la metió bruscamente mientras Bea estaba sentada. El chico la agarraba por el culo mientras le chupaba las tetas. Sus embestidas eran fuertes, pero sin llegar a moverla, estaba teniendo cuidado de no ir muy deprisa, no quería pagar.

Bea notaba como se excitaba cada vez más, pero de momento aguantaba bastante. El chaval bajó el ritmo para cambiar el angulo, se agachó un poco y se la empezó a meter usando más las caderas, así llegaba al fondo y Bea cambió de expresión. De estar tranquila empezó a poner una mueca de placer. Sin casi darse cuenta abrazó al chico y empezó a seguirle el ritmo.



Los demás miraban a escena gritandole obscenidades y los amigos del chaval le animaban a hacer que se corriera. Estuvieron en esa posición unos minutos y luego el chaval se la sacó, la dió la vuelta y le levantó la cazadora obligandola a agacharse. Se la metió por detrás y le agarró de las tetas, y comenzó a penetrarla esta vez más rápiadmente y con más fuerza. Bea hacía esfuerzos pero ya estaba a punto, los demás se dieron cuenta y se pusieron delante, Bea estaba gimiendo ya. En cada gemido ellos animaban y algunos de los chicos se burlaban de ella. Entonces justo cuando el chaval ya no podía más Bea cambió los gemidos por gritos, y comenzó a correrse.

En cada embestida gritaba mientras se corría y se corría, y el chaval ya no pudo más y sin cambiar el ritmo también grito de placer y se corrio dentro de ella.

Los dos estuvieron gritando unos segundos hasta que poco a poco bajaron el ritmo, y finalmente se la sacó. El semen le resbalaba un poco por la pierna hasta las botas.



Juan: bueno tio, esta es gratis, desde luego que la puta se ha corrido, joder si es que Bea, que poco profesional eres!

Todos estallaron en una carcajada.



El siguiente chaval la cogió y directamente le quitó la cazadora, la puso de rodillas en el banco y con las manos en la mesa, y se la empezó a follar a 4 patas. Ya se había excitado suficiente con la escena como para perder el tiempo con calentamientos, le daba igual si tenia que pagar, pero se iba a follar a ese pibón.

El chico la emebstía con mucha más fuerza que el anterior, y a Bea le hacia algo de daño, entre que tenía la polla bastante más grande, y la fuerza, le dolía un poco. Eso hacía que pusiera una pequeña meuca de dolor en cada emebstida, y los demás se reian de sus caras mientras bebían.



Otro de los chicos se sentó delante de ella, se sacó su polla y se la metió en la boca mientras seguian embistiendola. Mientras estaba así Juan se acercó riendose, y dijo:



Juan: mirar mirar esto es gracioso, a ver Bea grita que eres una puta

Bea le miró de reojo como pudo mientras tenia la polla en la boca y no dijo nada, no podía hablar

Juan la pegó una bofetada: dilo o ya sabes que haremos

Bea entonces intentó gritar lo que le decía Juan, pero solo le salió un ruido sordo amortiguado por la polla del chico. Todo el grupo estalló en una carcajada enorme y entonces Bea vió que Nacho estaba grabando esto también.



Al poco el chaval que se la estaba follando cogió un pañuelo que alguien le había pasado y se lo puso en los ojos. A Bea no le gustó nada, porque bastante era ya que se la follaran desconocidos como para no ver! Pero poco pudo hacer. Siguió así un poco hasta que noto como el chico se le corria dentro por detrás, seguía tenido la polla del otro en su boca. Al menos eran solo 3.

Entonces noto como alguién se la volvia a meter por detrás y se la follaba, le era familiar y supuso que debía ser Juan, el chico de delante entonces se corrio, y notó como le llanaba la boca, asi que hizo como siempre y no se lo tragó, dejando que le callera por fuera. Debñia de tener toda la barbilla y las comisuras de los labios llenas de semen, pero al menos no veia y eso le hacia pasar menos vergüenza.

El que se la estaba follando por detrás le agarró de los hombros y la puso algo más erguida, notaba como la gente gritaba delante de ella asi que supuso que estaban todos mirando como se la follaba Juan.

Estuvo así un rato, y entonces noto como paraba, noto como la besaban el culo y le daban algún mordisquito y entonces sin avisarla le penetraron por el culo. No pudo evitarlo y dió un grito al notar como le entraba. Oyó risas y animos de que siguiera asi.

La agarraron por las muñecas y la dejaron caer hacia adelante, sujetandola con fuerza mientras le penetraban el culo. En esa posición le llegaba hasta el fondo, y empezaba a notar como se iba a correr enseguida. La intensidad de los empujones cambiaban, y estaban jugando con ella, querían retrasar lo más posible que se corriera estaba claro.



Siguió un rato hasta que no pudo más y empezó a correrse, Tuvo un orgasmo muy fuerte y le duró mucho, en cada embestida se oia el golpe en sus nalgas y un grito de ella seguido de un jadeo de los que miraban llamandola puta, guarra y de todo. Quería que aquello terminara ya, no podía más. Entonces la dejaron en el suelo y notó como se corrian en su cara de una forma muy abundante. A caer al suelo se mancho de la tierra del parque, y con el semen en sus piernas se le pegó. De repente se sintió muy sucia y una puta de verdad. Queria desaparecer...



La levatnaron y le quitaron el pañuelo de la cara. La devolvieron la cazadora y siguieron bebiendo. Bea estaba escocida y ya no bebió ni habló nada hasta que se fueron de alli.





Esa noche la devolvieron a su casa, al día siguiente volvía su marido. Estaba decidida, se lo iba a contar todo y a tratar de arreglarlo. No podía seguir así.



Al día siguiente llegó su marido por la tarde, según entró por la puerta se alegró muchisimo de que volviera, nunca le había echado tanto de menos. Se le lanzó a los brazos y le empezó a besar con ansia. Él sin decir palabra le devolvió los besos, y empezaron a desnudarse mientras seguín besandose. Se fueron al cuarto y terminaron de desnudarse y se tiraron a la cama. Bea fue bajando por su cuerpo sin dejar de besarle hasta llegar a su polla y se la empezó a chupar. Enseguida se puso dura como una piedra, mientras ella se la seguia chupando como una maestra, había tenido mucha práctica ultimamente..



Al poco el marido la cogió y la puso a 4 patas, no solia hacerlo pero estaban desatados, empezó a follarsela como un loco y Bea gemía de placer. Enseguida llegó su primer orgasmo. Bea sin cambiar de posición se agachó más y le ofreció el culo, sabía que a su marido tenia muchas ganas pero nunca lo habían hecho. El se quedó sorprendido, pero empezó a penetrarla, su polla entró con facilidad, y comenzó a acelerar. Bea seguía corriendose y su marido estaba desbocado.



Estuvieron así bastantes minutos, cuando ya Bea noto que se iba a correr, se la saco y empezó a masturbarle la polla mientras le lamia el glande con la lengua. Su marido explotó en un gran gemido y le lleno la cara de semen. Bea lo disfruto como si hiciera siglos que no follaba.

Se recostaron y se quedaron dormidos.



Al cabo de un par de horas Bea se despertó y oyó a su marido hablar por telefono, salió todavia desnuda al salón y su marido ya se habia vestido y estaba con el ordenador hablando por telefono, le dijo al que estaba al otro lado que esperara un segundo y la dijo que ahora volvia, que se fuera metiendo en la ducha y seguían. Bea encantada se metió en la ducha y esperó a que él volviera.

Mientras tanto su marido volvió la vista al ordenador, alli tenia en pausa un video donde se veía como un perro se estaba follando a una mujer, le dió al play cuando el plano cambió a la cara de ella se vió como Bea estaba corriendose mientras el perro se la follaba.



Marido: bueno Juan, tenias razón, ha funcionado perfectamente.

Juan: ya te dije que lo que le hacia falta era una buena lección, ahora la tendrás como una perrita bien domesticada.

Marido: si, ademñas si algún día vuelve a intentar dejarme, usaré los videos y se quedará sin un duro. Tenia que haber visto como me ha follado según he entrado en casa

Juan: eso podemos arreglarlo si no te importa! jajaja

Marido: jajajaja. bueno te dejo que voy a seguir en la ducha, gracias por tu ayuda, ya iremos hablando.

Juan: ha sido un placer, literalmente! Seguiremos hablando!







Muchas gracias. Con esto cierro la serie. Espero que os haya gustado y trataré de volver con otro argumento distinto.
Reviews
Your review
Excellent
Good
Regular
Bad
Regrettable
NOTE: In order to add favorites, rate and post reviews you must login or create a new account if you are not registered.
0 published reviews